27 may. 2011

Crítica cine: Tiburón (1975)


- DIRECTOR: Steven Spielberg
- ACTORES: Roy Scheider, Richard Dreyfuss, Robert Shaw, Lorraine Gray, Murray Hamilton, Carl Gottlieb, Jeffrey C. Kramer

- OSCARS: Mejor banda sonora dramática (John Williams), sonido y montaje. Nominada a mejor película
- GLOBOS DE ORO: Mejor banda sonora (John Williams). Nominada a mejor película drama, director y guión

- SINOPSIS: En un pequeño pueblo costero de EEUU justo antes del comienzo de la temporada turística, aparecen los restos de una persona devorada por un tiburón. Mientras el sheriff local quiere cerrar las playas, el alcalde se opone para evitar la pérdida de turistas. Cuando el tiburón ataca de nuevo, el sheriff intentará darle caza junto con un científico experto en escualos.

- CRITICA: No hay mucho que decir de una película como "Tiburón", a día de hoy no creo que haya nadie interesado mínimamente en el cine que no la haya visto. Es una de esas películas que todo el mundo conoce y ha visto mas de una vez.
Además de ser el primer taquillazo de Steven Spielberg, fue la película que inició lo que hoy en día se conoce como "blockbuster", película destinada a romper taquillas, aunque ojalá los "blockbusters" de los últimos años tuvieran la mitad de la mitad de calidad que "Tiburón".
Ya entrando en lo que es la película en sí no se por donde empezar, ya que es tan buena que cuesta destacar algo.
Tenemos una buena historia magnificamente dirigida y con un montaje que consigue mantener la tensión y magnificarla en los momentos donde aparece el tiburón, consiguiendo un ritmo perfecto que hace que la pelicula no decaiga nunca. Ademas esta interpretada por un elenco de actores de primer nivel y con una banda sonora prodigiosa, que conseguía crear una atmósfera angustiosa con unas pocas notas musicales.
Del director comentar que tal vez esta sea su película más admirada por sus habituales detractores. Yo me considero un gran fan de Spielberg, un director con una visión excepcional para crear peliculas casi siempre magnificas, aunque en los últimos años ha tenido algun bajon en sus creaciones y su fama de hacer finales "blanditos" creo que le esta sobrepasando, pero tiene un puñado de peliculas que siempre seran recordadas entre las mejores.
Aquí con su talento consigue crear una película grandiosa llena de tensión sin mostrar apenas al tiburón, ayudado por el gran score del maestro Williams.
Técnicamente hoy en dia estamos acostumbrados a efectos mucho mas avanzados y espectaculares, pero a pesar de tus ya 35 años aun acojona ver al tiburón atacando con su enorme dentadura.
En cuanto a los actores destacar al trio masculino, un casting perfecto, encabezado por Roy Scheider, que realiza una interpretación magnifica dotando a su personaje de gran credibilidad. Después está Richard Dreyfuss, un actor que siempre me gustó y que aqui esta estupendo dando vida al científico que ayuda al sheriff a acabar con el gran escualo. Y por último destacar a Robert Shaw, un actor con una presencia enorme a pesar de tener el papel mas corto de los tres, pero de gran importancia en la historia.
De la banda sonora ya he comentado que es estupenda, sobre todo porque aporta a la película una dosis extra de tensión en las escenas mas importantes, uno de esos trabajos de John Williams que perduran en la memoria tras ver la película.
Para no alargarme mas, estamos ante una gran película, de esas que resisten el paso del tiempo y cada vez que la vuelves a ver te sigue sorprendiendo y maravillando. Todo un prodigio en cuanto a la atmosfera de suspense que tiene en todo momento. Tal vez no sea una película perfecta, pero tiene tantas virtudes que casi llega a serlo.

Mi nota: 9

Saludos.
Kasko.

2 comentarios:

  1. Me encanta cuando hablas de películas clásicas porque la mayoría de ellas las ví cuando era pequeño y las recuerdo con cariño. Esta en concreto me fascinó y me mantuvo asustado durante todo el tiempo en la butaca de madera del Cine España de mi pueblo(hoy a la venta desde hace años sin encontrar dueño dadas las dimensiones del local que, de cine pasó a ser teatro para las representaciones de carnavales del pueblo y terminó siendo lugar de ensayo para la banda municipal hasta que se declaró en ruinas y ahí continúa, solemne y paciente). La música era impactante, tensa, las escenas sangrientas parecían tan reales como el propio muñeco-tiburón, las interpretaciones creibles y por supuesto la dirección firme, determinada. Un clásico de esos que siempre merece la pena recuperar.

    ResponderEliminar
  2. Esta pelicula la recupero cada cierto tiempo y siempre acaba sorprendiendome lo bien que se conserva y lo buena que es. Todo un clasico sin duda.

    ResponderEliminar