6 feb. 2016

El renacido (2015)


- DIRECTOR: Alejandro González Iñárritu
- ACTORES: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck, Paul Anderson, Kristoffer Joner, Joshua Burge, Lukas Haas

- CRITICA: Tras el casi total abandono del blog por una falta de tiempo bestial, que no por el hecho de seguir viendo películas, que mejor momento para retomarlo que el estreno de una película que llevaba tiempo esperando, "El renacido", que ya me daba muy buena espina desde sus primeros trailers, que me llamaron poderosamente la atención con las imágenes que mostraba.
Además siendo fan tanto del director, Alejandro González Iñárritu, con propuestas siempre interesantes, sobre todo esa joya que es "21 gramos", como del director de fotografía, Emmanuel Lubezki, a quién sigo desde que me dejara con la boca abierta con su trabajo en esa obra maestra que es "Hijos de los hombres", y que después se superó en la magnífica "Gravity", pues esperaba con ganas este nuevo trabajo conjunto, tras la brillantísima visualmente, aunque algo sobrevalorada "Birdman". Y la presencia de un Leonardo DiCaprio que lleva unos años a gran nivel, y buscando su ansiado Oscar, también ayudaba a crear ciertas expectativas y muchas ganas de ver la película.
Sabiendo más o menos el tipo de cine que iba a ver, la verdad es que la película no tarda en sorprenderte, ya que comienza con una secuencia realmente espectacular, y que deja a las claras por donde va a tirar el director. Yo a los cinco minutos estaba boquiabierto, y es que el trabajo visual es sencillamente insuperable, con un manejo de la cámara que es una virguería técnica, y una fotografía increíble. Te mete de lleno en la acción y te sientes dentro de esa lucha entre los dos bandos, con flechas surcando delante tuya, el sonido envolviéndote por completo y esa cámara que se mueve de forma suave pero entrando de lleno en la lucha.
Durante todo el metraje la cámara es la protagonista absoluta, mostrando una gran cantidad de primeros planos, pero también planos muy amplios para mostrar el majestuoso paisaje en el que se desarrolla la trama. La cámara está siempre en movimiento, de forma suave pero continua, lo que crea una sensación de estar dentro del personaje, a lo que ayuda también un trabajo sonoro de primer nivel, ya que no dejan de oírse las gotas de agua, las hojas de los árboles moviéndose con el viento, la respiración de los personajes... todo cuidado al máximo.
A esto ayuda mucho también una sensacional banda sonora, firmada por Ryûichi Sakamoto y Alva Noto, que funciona perfectamente dentro del film, aunque no se si lo hará fuera del mismo. Consigue potenciar los momentos de tensión de forma sutil pero intensa, además de aportar siempre muchos matices a las imágenes que nos muestra el director.
En cuanto al trabajo actoral, es cierto que no hay demasiados actores con papeles importantes, pero todos cumplen bien, destacando sobre todo a Domhall Gleeson entre los secundarios, en un papel al que sabe dar credibilidad a pesar de mis reticencias iniciales, y los dos protagonistas son los que llevan el peso de la película, en mayor parte, como es lógico, Leonardo DiCaprio, al que da la réplica a la perfección Tom Hardy, que cada vez me parece mejor actor, y que está estupendo aquí. Pero sin duda DiCaprio es quién se lleva la palma en cuanto a la actuación, ya que realiza una interpretación muy completa, no solo muy física, y que tal vez le lleve a conseguir su ansiada estatuilla dorada.
Entrando ya más de lleno en la película, tiene un arranque, como ya he dicho, de los que te dejan pegado a la butaca, y ese arranque se va alargando hasta casi una hora, tiempo en el que no dejas de maravillarte con esos planos largos tan sutiles y que parecen no querer destacar, pero que los cuales ves que no son sencillos de hacer cuando suben y bajan montañas, rodean a los personajes luchando, entran y salen... y todo con una sencillez pasmosa. Ya digo que yo he salido muy impresionado con este aspecto, al cual le acompaña una fotografía estupenda, con unos planos y unos enfoques maravillosos, que te hacen apreciar la dificultad que habrán tenido rodar esta película en esos exteriores tan extremos.
Esa primera parte, por dividir un poco la película, es, en mi opinión, toda una experiencia sensorial en todos los aspectos, desde un maravilloso aspecto visual y sonoro hasta todo lo que te provoca lo que ocurre en ese tramo, desde la tensión hasta un poco de agobio, pasando por momentos que son realmente cruentos, tanto que a veces me recordaba a "Salvar al soldado Ryan". La pelea con el oso, una de las escenas más esperadas por todos los que hayan visto el trailer, es sin duda uno de los momentos álgidos del film, porque está rodada con un realismo tal y en una secuencia larga y sin aparentes cortes (digo aparentes porque tras "Birdman" ya me espero de estos dos que hagan cualquier cosa sin que se note), que te hace sentir muchas cosas mientras la ves. Tal vez sea un poco suave mostrando las consecuencias de una pelea entre un hombre y un oso grizzly, pero tal y como está rodada y las consecuencias que tiene, te la crees casi por completo y no se le puede achacar nada negativo.
A partir de ahí, la película baja el ritmo y se desarrolla de forma más lenta y pausada, algo que muchos criticarán, pero que a mi, sinceramente, no me ha molestado, aunque es cierto que en el global le hubiera sentado bien un recorte de unos 10 minutos por este tramo central, pero a mi no me ha aburrido nunca ni me ha hecho perder el interés ni el hilo de la trama, a pesar de algunos momentos de misticismo que el director intercala de vez en cuando.
Y el tramo final, si bien no es tan, tan brutal e intenso como la parte inicial, mantiene un tono muy animado e interesante, en el que, hasta llegar al desenlace, ocurren cosas realmente impresionantes y que visualmente son una maravilla, como la caída del caballo y todo lo que sucede después, otra de esas escenas que se quedan en tu retina. La última parte me mantuvo realmente pegado al asiento porque me estaba volviendo a hacer sentir muchas cosas.
En resumen, estamos ante una película que no va a gustar a todo el mundo, algo que podemos decir que es algo intrínseco en el mundo del cine, pero en el caso de "El renacido" creo que será más pronunciado, porque veo muchas críticas en las que hablan de una película maravillosa, algo que yo mismo pienso, y otras que hablan de película larga, lenta y aburrida, y es que es de esas cintas que no suelen tener término medio.
En mi caso, dejando de lado el gran subidón con el que salí de la sala de cine, mi opinión es que es una de esas películas que te hacen reconciliarte con el cine, de esas que te hacen sentir totalmente satisfechos y que te hacen sentir muchas y variadas sensaciones, algo que siempre comento que es lo que más valoro al ver una película. Si encima de conseguir transmitirme sentimientos con lo que me cuenta, visualmente es una cinta tan apabullante, pues entonces no puedo decir otra cosa que me ha parecido cine con mayúsculas, una de las películas más importantes que he visto en los últimos años, y una de las películas que más me han gustado en un primer visionado.
Si te gusta el cine, disfrutar del mismo no solo por lo que te cuenta la película, si no para dejarte llevar por ella y saber apreciar todas las virtudes técnicas que te hacen meter de lleno en la misma, y no te molestan los ritmos pausados y algunas escenas de alto contenido en realismo sangriento, no te la pierdas, además esta es una de esas películas que hay que ver en pantalla grande, es una gozada.
Yo ya tengo mi película favorita de 2016, y no creo que ninguna supere o iguale a esta, para mi, obra maestra, una película que creo que con el tiempo será todo un clásico, porque tiene muchos ingredientes que así me lo hacen pensar. Y aunque la perfección no existe, como dice un buen amigo mío, esta película es casi perfecta, y posiblemente con algún visionado más, mejore aún mi valoración.

Mi nota: 9,5

Saludos.
Kasko.



19 oct. 2015

Marte (2014)


- DIRECTOR: Ridley Scott
- ACTORES: Matt Damon, Jessica Chastain, Kate Mara, Chiwetel Ejiofor, Kristen Wiig, Jeff Daniels, Sebastian Stan, Mackenzie Davis, Michael Peña, Sean Bean, Donald Glover

- CRITICA: El estreno de una película firmada por Ridley Scott siempre es interesante y genera muchas expectativas, a pesar que sus últimos trabajos ("Exodus: Dioses y Reyes" y "El consejero") han sido mediocres, siendo generoso, y en general en la última década sus películas han sido muy irregulares, de las que yo destacaría "Prometheus", "Robin Hood" y "American gangster".
Si además es una película de ciencia ficción, género que le hizo convertirse en uno de los mejores directores, gracias a "Alien" y "Blade runner", y está basado en un libro con mucho éxito, tenemos un proyecto que realmente me interesaba mucho ver en pantalla grande, algo que cada vez ocurre en menos ocasiones.
Tras los grandes éxitos de crítica y taquilla de "Gravity" en 2013 y de "Interstellar" en 2014, dos de las mejores películas que he visto en los últimos años, esperaba bastante de "Marte", aunque esperaba que fuera bastante diferente de las dos anteriores. Mientras "Gravity" destacaba por un aspecto técnico magistral y una tensión descomunal, que te hacía meterte de pleno en ella, "Interstellar" era mucho más profunda y compleja, además de transmitir sentimientos muy potentes. En cuanto a "Marte", no es ni lo uno ni lo otro, y aunque no llega al nivel de las otras dos películas, me ha parecido una película muy notable.
La película comienza directamente entrando de lleno en el momento de la tormenta que hace que la nave y sus tripulantes tengan que escapar de Marte, dejando allí a Mark Watney, que es dado por muerto por sus compañeros, los cuales inician su vuelta a la Tierra. Es una escena magníficamente filmada y que recrea a la perfección la situación que se produce entre los astronautas y como intentan rescatar al protagonista.
A partir de entonces la historia se centra en como el superviviente organiza su vida en solitario y como intenta conseguir cubrir sus necesidades y al mismo tiempo poder contactar con la NASA. El director ha optado, supongo que siguiendo la novela, porque no la he leído, por mostrarnos esta fase de la historia de forma ágil, con toques de humor y centrándose más en lo que Mark Watney va pensando y llevando a cabo, dejando de lado todo lo relacionado con la soledad del personaje y el drama que eso genera. He leído críticas negativas sobre esto, pero creo que la película apuesta más por desarrollo positivo y esperanzador, más que mostrarnos la soledad del personaje.
Todo lo que ocurre en este tramo me parece bien explicado, coherente y dentro de los límites de la credibilidad que se puede esperar de una película de ciencia ficción actual, destacando todo lo referente al cultivo de las patatas y, sobre todo, el rescate de la Pathfinder, que realmente me encantó la idea y la ejecución.
En cuanto a lo que ocurre en la Tierra dentro de la NASA, creo que está bien tratado, pueda resultar más o menos creíble, pero los personajes y las actuaciones que tienen me han parecido correctas y dentro de una cierta coherencia. Lo único que tal vez me haya costado más creer ha sido todo lo de la ayuda de China, que desconozco si aparecía en la novela o bien ha sido algo encajado en la película por motivos de tipo financieros u otros.
Y el desenlace igualmente me parece bien desarrollado y filmado, con momentos de cierta tensión y manteniendo el interés en todo momento. En general la película, aunque dura más de dos horas y cuarto, no aburre nunca, mantiene un nivel de interés muy alto y con un ritmo más que acertado. Tal vez me sobran unos minutos de la parte previa a ejecutar el rescate, de la que creo que se podría haber recortado algo, y es el único momento en el que tuve la sensación de lentitud en todo el metraje.
Entrando en valorar a los actores, creo que en general el reparto, además de su calidad por los nombres que lo componen, están bastante bien todos. Destaca sobre todo, como es lógico, Matt Damon, que realiza una interpretación bastante buena, llevando el peso de la película en gran parte de su metraje. También destacaría a Chiwetel Ejiofo y Jeff Daniels, que me han gustado mucho. El resto creo que apenas tienen posibilidades de lucirse, porque tienen papeles con poco peso y/o poca presencia en la trama, sobre todo la tripulación, a la que se le echa en falta algún momento de mayor tiempo en pantalla.
Del aspecto técnico sólo se pueden destacar cosas positivas, algo que por otra parte se presupone en una película de este calibre y su presupuesto, y algo que siempre sobresale en las películas de Ridley Scott. La fotografía me ha parecido muy buena, lo que hace que con un diseño de producción muy correcto, te creas en todo momento que la acción transcurre en Marte de verdad.
La dirección resulta otro aspecto a destacar, ya que en todo momento se mantiene un ritmo que no decae, que te hace mantenerte en todo momento atento a la trama y al desarrollo, con algunos momentos de toques de humor que están metidos de forma excelente, y que te sacan una sonrisa en más de una ocasión.
Y en cuanto a la banda sonora de Harry Gregson-Williams se puede decir que es adecuada para el ritmo del filme, con algún que otro buen momento, pero que no va más allá de ser poco más que funcional y ciertamente agradable, que no desentona pero que no resulta notable, y es algo que suele destacar en las películas que dirige Scott.
En resumen, me ha parecido una película realmente notable, muy entretenida, mucho, técnicamente brillante, que se ve en todo momento con interés y que te deja con una sensación estupenda al salir del cine. Se puede decir que es cine comercial, sin duda lo es, pero cine comercial de calidad, apoyado en una buena historia y que está llevada a la pantalla de forma meritoria, nada que ver con
la mayor parte del cine comercial que se hace habitualmente en los últimos años, que resulta vacío de contenido y de fondo. En general creo que gustará a los amantes de este tipo de cine y la recomiendo sin duda alguna.

Mi nota: 8,5

Saludos.
Kasko.



23 may. 2015

Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia) (2014)


- DIRECTOR: Alejandro González Iñárritu
- ACTORES: Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts, Amy Ryan, Andrea Riseborough, Lindsay Duncan, Merritt Wever, Joel Garland, Natalie Gold, Clark Middleton

- CRITICA: He tenido que ver dos veces esta película para poder comentarla teniendo más claro si realmente era una muy buena película o una tomadura de pelo, que fue la sensación con la que acabé tras verla la primera vez. Disfruté mucho el primer visionado por todo el aspecto técnico y actoral, pero al acabar me quedó una sensación de confusión tremenda. He dejado pasar un par de meses antes de volver a verla, y la verdad es que realmente me ha vuelto a provocar casi las mismas sensaciones que en el primer visionado.
Partiendo del hecho que no es una película apta para todo tipo de público, ni mucho menos, es una película que tiene muchas lecturas en segundo plano y requiere de una buena dosis de interpretación propia del espectador, sobre todo ese final tan abierto y con tantas interpretaciones diferentes posibles.
Sin duda estamos ante un trabajo de dirección de gran magnitud, porque para haber podido rodar y montar la película casi en su totalidad (salvo los últimos momentos) en un único plano secuencia, ha debido requerir una planificación milimétrica, y un posterior trabajo de montaje brutal, porque realmente está tan bien hecho que salvo algún pequeño detalle, siendo muy puntilloso, no se nota para nada el montaje del plano secuencia.
La historia trata sobre un actor que obtuvo grandes éxitos en taquilla gracias a dar vida a un superhéroe (Birdman) hace años, y ahora que está un poco olvidado, quiere relanzar su carrera actoral adaptando una famosa obra teatral que vuelva a ponerlo en un primer plano. Pero ese actor tiene siempre en su cabeza al superhéroe que le hizo alcanzar la fama y conseguir taquillazos intentando convencerlo que deje la obra y vuelva a rodar una secuela del personaje.
Teniendo en cuenta la carrera de Michael Keaton, el que en su vida real fue el primer actor que dio vida a Batman, el que se considera el primer superhéroe de éxito comercial (sin contar el primer "Superman", claro), y hasta esta película estaba perdido en pequeños papeles secundarios, la verdad es que es muy divertido ver esas referencias cruzadas entre personaje ficticio y el actor real.
Y tiene una crítica bastante clara a todo el cine de superhéroes que nos llega al cine actual con tanta asiduidad, sobre todo en algunos diálogos del inicio, que son realmente magníficos y divertidos.
La película transcurre casi en su totalidad dentro del teatro dónde se prepara y se representa la obra teatral, mostrándonos todos los entresijos del mismo, algo que realmente me a encantando, porque le añade un plus de interés al visionado y al rodaje, ya que hay escenas que se rueda en estrechos pasillos o bien en lugares pequeños que seguro que no han sido fáciles de rodar para montar después.
Durante la película asistimos a todo el proceso mental y físico que se produce en el protagonista, con la presión de sacar adelante la obra teatral para no arruinarse económicamente, intentando controlarlo todo y todo ello con la presión que le provoca la visión del personaje de Birdman y sus constantes ataques mentales.
Ya he comentado que técnicamente estamos ante un trabajo de primer nivel, con un montaje increíble, pero que no queda en eso únicamente, ya que se complementa con un trabajo de fotografía maravilloso firmado por el gran Emmanuel Lubezki, que sigue maravillando tras su anterior trabajo en "Gravity".
Un aspecto que ha dado mucho que hablar es la banda sonora, que en su mayor parte está realizada con una machacona batería, que el director quería usar para remarcar las sensaciones y sentimientos del protagonista, y que desde luego lo consigue, porque a veces resulta realmente incómoda. Sin duda en la película funciona consiguiendo lo que se propone, pero fuera de la misma no creo que sea una banda sonora que se pueda disfrutar.
Todo el maravilloso trabajo de dirección, montaje, fotografía y guion, no sería tan bueno sin el extraordinario trabajo de los actores, que son los que dan toda la credibilidad a los personajes, sin la que nada sería tan bueno como resulta.
Empezando por el gran trabajo de Michael Keaton, un actor que personalmente siempre me gustó, pero que llevaba años muy perdido en pequeñas películas y papeles muy secundarios, realiza una interpretación perfecta. Aparte de su obvia conexión Batman-Birdman, que da un plus a su papel, el actor está genial en todo momento, mostrando una gama de variados registros que hace que te creas el personaje totalmente.
Del resto del reparto la verdad es que solo se puede hablar maravillas, porque están todos estupendos, desde las caras más conocidas como Edward Norton, Emma Stone o Naomi Watts, hasta Andrea Riseborough o el sorprendente Zach Galifianakis. De todos ellos me gustaría destacar a Edward Norton, que vuelve a demostrar que es un actorazo a pesar de llevar unos años un tanto desaparecido, y que tiene además uno de los mejores papeles de la película.
Como he dicho antes es una película que no es para todo el mundo, porque o entras en ella y la disfrutas desde el inicio, o seguramente te parezca aburrida y te desoriente en más de una ocasión. Y el tramo final es lo mismo pero mucho más potenciado, ya que es uno de los finales más abiertos que he visto en mi vida. Es tan abierto que te deja un poco de mal sabor de boca tras haber disfrutado de todo el metraje, porque no confirma nada y deja que el espectador pueda elegir entre varias opciones que pueden ser totalmente válidas.
A mí los finales abiertos me suelen provocar sentimientos encontrados, porque me pueden parecer acertados pero al mismo tiempo me dejan un poco de decepción, y en el caso de "Birdman" es tan abierto que me hizo volver a dudar de si la película es una maravilla o me han tomado por tonto.
En este caso he hecho algo que no suelo hacer, pero como yo tenía varios posibles explicaciones en la cabeza a ese final, me dio por leer por internet diferentes blogs y teorías, y aunque sigo sin tener claro cuál es el final "de verdad", me alegré de ver que mis interpretaciones son las más extendidas entre los fans de la película, aunque hay algunas más. De hecho parece ser que el propio director no ha confirmado ningún final como el "correcto", sino que ha dejado ese final tan abierto conscientemente.
Viendo la cinta como un conjunto, tengo que decir que me ha parecido una película notable, con varios aspectos sobresalientes, que me hubiese parecido más redonda con un final algo más cerrado. Aún con ese final, se agradece ver una película que se sale de lo común, que provoca sensaciones tan diferentes y que es un soplo de aire fresco ante tantas secuelas, precuelas, remakes y revisiones. Yo os la recomiendo, pero siempre y cuando no esperéis ver una película fácil de ver, ya que va a exigiros un poco como espectadores, pero sin duda merecerá la pena.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.


16 may. 2015

Mad Max: Furia en la carretera (2015)


- DIRECTOR: George Miller
- ACTORES: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Zoë Kravitz, Angus Sampson, Rosie Huntington-Whiteley, Riley Keough, Nathan Jones, Abbey Lee, Josh Helman, Courtney Eaton

- CRITICA: Esta es de esas películas que desde que oigo hablar de ella ya me suena a proyecto que huele mal desde el primer momento. Recuerdo todos los rumores que comenzaron a surgir sobre un reboot de la saga con una mujer dando vida a Max, y ya me echaban para atrás. Hace un año o así comenzaron a mostrarse imágenes y pequeños videos sobre la misma, y me provocaban cero ganas de verla, no me atraía para nada, sobre todo después de la decepción que me supuso revisionar hace unos años la trilogía original, que recordaba con mucha más calidad.
Con lo anterior dicho, al final he acabado viéndola el día de su estreno y en la primera sesión, incluso teniendo pendiente ver "Vengadores: La era de Ultrón", y lo peor es que he ido a verla con muchas ganas y unas expectativas altísimas. El motivo de este cambio tan radical han sido, como suele pasar, unas críticas magníficas de medios de mi total confianza, sobre todo de algún programa de cine y su director, con el que suelo coincidir casi siempre.
Entrando ya en "Mad Max: Furia en la carretera", la película comienza directamente a meterte de lleno en el mundo apocalíptico sin explicar nada, y lo hace mediante una escena de acción que, salvo un par de minutos entre medias, que dura una media hora. Pero no cualquier escena de acción, sino una salvaje, apabullante y recargada escena llena de adrenalina, un espectáculo visual alocado y que impresiona por momentos, pero también te deja exhausto al acabar.
Tras esa inacabable primera parte, uno espera que suba el nivel, porque está bien que tenga acción y visualmente sea espectacular, pero es necesario que haya algo más detrás de la misma. Lástima que tras un tramo algo más pausado y en el que incluso hay algunos diálogos, la película vuelve a convertirse en otra extenuante persecución llena de adrenalina, explosiones, acrobacias que acabó por saturarme e incluso sentir algo que hacía mucho que no me pasaba en el cine, que es desear que acabase ya.
Lo único destacable es Charlize Theron, tanto por el buen trabajo de la actriz, como por que es el único personaje que tiene algo de fondo y que está un poco desarrollado, y por tanto, es el único por el que puedes sentir algún tipo de empatía
Por otro lado, el personaje de "Mad" Max, es totalmente plano y decepcionante. No es que en la trilogía original fuera un personaje profundo y muy desarrollado, pero comparado con el que protagoniza Tom Hardy parecía un personaje escrito por Shakespeare.
Del resto de  apartados, destaco la fotografía y el apartado visual, ya que tiene algunas escenas potentes y muy llamativas, que normalmente suelen acabar siendo tan excesivas que pierden el impacto inicial.
Si tuviera que resumirla diría que es una película de acción lineal, con un guion y unos personajes simples a más no poder, visualmente tan sorprendente como recargada y excesivamente larga.
Sigo alucinado oyendo y leyendo las críticas que la ponen como una obra maestra en la mayoría, me hacen pensar que hemos visto otra película. Yo entiendo y comparto que los gustos son muy personales y que tal vez ésta no sea una película que a priori encaje demasiado en mis gustos, pero es que no me parece una película que sea del tipo que gusta a tanta gente, y sobre todo, a tan diferentes tipos de espectadores.
En el fondo es más de lo mismo que nos ofrecían las películas clásicas, más parecida sobre todo a "Mad Max, el guerrero de la carretera", la segunda parte, aunque con muchos más medios y mucho más potente en el apartado visual. A pesar de eso, me sigo quedando con las dos primeras partes, que sin ser nada del otro mundo, ofrecían algo más que esta nueva entrega, a la que si le quitamos las cosas que me han gustado del apartado visual, diría que es una mala película, pero que gracias a esos puntos positivos, la dejo en una película muy floja.
Espero que si la veis os guste más que a mí, aunque creo que si la trilogía original tampoco os gustó demasiado, casi que mejor que no la veais.

Mi nota: 5

Saludos.
Kasko.

2 abr. 2015

Caminando entre las tumbas (2014)


- DIRECTOR: Scott Frank
- ACTORES: Liam Neeson, Dan Stevens, Brian 'Astro' Bradley, Marina Squerciati, Sebastian Roché, Boyd Holbrook, Stephanie Andujar, David Harbour, Briana Marin

- CRITICA: Pensaba que sería otra película en la que vería a Liam Neeson matando a todo el que se pusiera por medio, pero me he encontrado con algo diferente. En esta ocasión interpreta a un ex policía que se dedica a hacer de detective privado (digo hacer porque no tiene la licencia correspondiente), ayudando a quien él cree que se lo merece.
En esta ocasión va a intentar descubrir quienes secuestraron y asesinaron a la esposa del hombre que lo contrata, que resulta ser un traficante de droga.
La película es bastante interesante durante la mayor parte de su metraje, sobre todo cuando vemos al protagonista investigando y avanzando en sus pesquisas poco a poco, algo que cada vez es más difícil ver en este tipo de películas.
Tiene una buena ambientación y está rodada de forma bastante notable, manteniendo el interés casi todo el tiempo, apoyándose en un personaje que intenta redimir sus pecados a base de ayudar a la gente que lo necesita, lo cual queda perfectamente reflejado en el personaje que interpreta el joven rapero Astro.
Otro aspecto importante que le da a la cinta ese estupendo empaque que tiene, es la actuación de Liam Neeson, un actor que me encanta desde siempre, y aunque últimamente está encasillado en papeles de vengador, mantiene esa potente presencia sin necesidad de hacer una interpretación sobresaliente.
Del resto del reparto destacar la presencia de Dan Stevens, muy cambiado físicamente respecto a su papel en la serie "Downton Abbey".
Lo peor que tiene "Caminando entre las tumbas" es que no ofrece nada nuevo, es poco sorprendente en su desarrollo, te esperas todo lo que va a ocurrir y eso hace que a pesar de sus virtudes y aspectos positivos, no pase de ser una buena película sin más.
Yo la recomendaría a los amantes del género, sobre todo a los que disfruten con una película con un desarrollo más parecido al de las películas de hace años que al cine policiaco moderno.
A mi me ha dejado un buen sabor de boca y durante la mayor parte de su metraje me ha mantenido interesado en la trama y sin aburrirme.

Mi nota: 6,5

Saludos.
Kasko.

20 mar. 2015

The Equalizer (El protector) (2014)


- DIRECTOR: Antoine Fuqua
- ACTORES: Denzel Washington, Marton Csokas, Chloë Grace Moretz, Melissa Leo, Bill Pullman, Haley Bennett, Dan Bilzerian, Vladimir Kulich, Johnny Messner, David Harbour

- CRITICA: ¿Otra película del irregular Antoine Fuqua y con Denzel Washington haciendo de justiciero?... más de lo mismo seguro. Eso es lo que pensé en cuanto se estrenó "The equalizer", por lo que no esperaba demasiado de ella, pero si que al menos me ofreciera un par de horas de entretenimiento, lo típico para una tarde de sábado sin más pretensiones.
Desde el comienzo tienes la sensación que sabes lo que va a pasar, que ya has visto antes muchas películas similares, pero la verdad es que el director consigue hacerte olvidar esa sensación gracias a una presentación del personaje bastante interesante, y una buena puesta en escena, sin olvidarnos de la siempre grata y potente presencia de Denzel Washington.
Está claro que "The equializer" es una película de acción, con lo que eso conlleva, pero es una buena película de acción, cosa que últimamente no es fácil encontrar. No se puede esperar un guión magistral ni unos diálogos de calidad, pero se agradece que de vez en cuando una película de este género destaque sin necesidad de intentar ser lo que no es.
La parte inicial es la mejor en mi opinión, cuando se presenta al protagonista, su modo de vida y como la situación se va a complicar para que deje salir su lado más salvaje. Está bien conseguida esa sensación de control que refleja el protagonista, y cómo se intuye que es mucho más de lo que aparenta.
Me ha parecido interesante también porque no es la típica película en la que cuando comienzan los disparos y las tortas, ya todo es igual, una continua guerra entre los malos y el personaje principal. Aquí se consigue que los momentos de pura acción se concentren en momentos puntuales y se pueda desarrollar una historia alrededor de los personajes, intentando montar un thriller que envuelva la trama, y se consigue gracias a algunos personajes secundarios.
La película es, en general, entretenida, con algunos momentos de acción bastante bien resueltos, y que sus poco más de dos horas se pasan de forma amena y sin grandes altibajos.
En cuanto al reparto, perfecto para una película de este tipo, con un actor protagonista de gran carisma y cuya presencia siempre aporta un plus de calidad. Marton Csokas está bien como el malo de turno, sin más, pero al menos resulta un malo que no da risa, como suele pasar.
De los secundarios destacar la breve presencia de dos actrices interesantes, como son Melissa Leo y la joven Chloë Grace Moretz, aunque la primera tiene muy poco peso en la trama y además aparece en la peor secuencia de todo el film.
Ya digo que a mí me ha gustado, me ha parecido una digna película de acción, perfecta para buscar dos horas de entretenimiento sin más, sobre todo si no tienes muchas expectativas antes de verla. Si te gusta este tipo de cine, te gustará, y si no, pues no lo creo.

Mi nota: 7

Saludos.
Kasko.

16 mar. 2015

El francotirador (2014)


- DIRECTOR: Clint Eastwood
- ACTORES: Bradley Cooper, Sienna Miller, Luke Grimes, Jake McDorman, Kyle Gallner, Keir O'Donnell, Eric Close, Sam Jaeger, Owain Yeoman, Madeleine McGraw

- CRITICA: Todo lo que firme Clint Eastwood como director me va a generar interés siempre, por algo es uno de mis directores favoritos de siempre, algo que se ha ganado dirigiendo muchas grandes películas y tres obras maestras que están entre mis películas preferidas ("Mystic river", "Million dollar baby", "Los puentes de Madison").
En el caso de "El francotirador" me generó mucho interés cuando empecé a oír cosas sobre el proyecto, tanto por Eastwood como por la trama. Tras el estreno americano empezaron a llegar críticas negativas y otras positivas, pero las negativas me hicieron dudar de la calidad de la misma, sobre todo porque hablaban de una visión patriótica muy fuerte y que el protagonista era elevado a los altares de los héroes nacionales. La verdad es que perdí algo de interés, pero al final acabé viéndola en pantalla grande, que es como una película de este tipo se merece ser vista.
La película comienza de forma que te mete de lleno en la trama, con esa primera escena en la que vemos al protagonista apuntando a un niño y la madre. Aunque la escena no finaliza en ese momento porque pasa a contar los origines de Chris Kyle (el protagonista) en forma de flashbacks, ya consigue que sigas con atención la historia.
Este primer tramo es interesante, pero no especialmente destacable, porque básicamente se centra en cómo fue la infancia de Chris, y como posteriormente se llegó a enrolar en el ejército. No aburre pero digamos que es la parte menos buena de todo el metraje. Lo que si consigue Eastwood es hacernos ver que el personaje al que da vida Bradley Cooper es un patriota convencido, para él era un deber acudir a Irak a proteger a los soldados americanos.
Toda la polémica que suscitó la película sobre el patriotismo y el hecho de todo el reconocimiento que obtuvo un tipo que se dedicó a matar personas, me parece totalmente fuera de lugar y sin ninguna base cinematográfica. Para mí, Clint Eastwood no hace otra cosa que llevar a la pantalla la vida de esta persona, mostrando sus pensamientos y contando los hechos que ocurrieron durante sus varias misiones en Irak, pero no se dedica a ensalzarlo ni a presentarlo como un héroe obviando que realmente asesinaba a sangre fría.
No creo que Jonathan Demme hiciera apología del canibalismo cuando rodó "El silencio de los corderos" ni quiso hacer de Hannibal Lecter un héroe. Para mi es exactamente lo mismo.
Ese ataque que recibió la película y el director se basa únicamente en algo que ocurre con mucha frecuencia, me refiero al hecho que cualquier película en la que aparezca una bandera americana, ya es una americanada patriótica sin ningún valor. Las opiniones son respetables, faltaría más, pero para mí es una de esas cosas que se llevan al extremo sin motivos.
Volviendo a centrarme en la película, una vez que pasa a desarrollarse en Irak, es cuando alcanza sus mejores niveles de calidad, en todos los sentidos, tanto narrativos como interpretativos.
A pesar de durar algo más de dos horas, no se hace pesada ni aburrida, ya que Eastwood sabe darle un buen ritmo en general, intercalando escenas bélicas con otras más pausadas, manteniendo siempre el interés. Las escenas puramente de acción están rodadas de forma magnifica, como toda la película en general, que tiene una factura técnica impecable. Destaco la escena del ataque al edificio y la posterior huida, que se desarrolla con tormenta de arena, una escena bien desarrollada y resuelta.
Es cierto que entre misión y misión en Irak, la película no acaba de ser redonda en cuanto a la relación entre el protagonista y su esposa, está poco desarrollada y no llega a mostrar bien los sentimientos de ambos. Esto se soluciona en la parte final, cuando Chris Kyle abandona definitivamente la guerra, ya que ahí el director si se centra en la relación del protagonista con su esposa e hijo, y consigue que entendamos sus problemas y sus reacciones.
Uno de los aspectos más destacables es el apartado actoral, sobre todo por el trabajo de Bradley Cooper, un actor que me está haciendo pensar que realmente es un actor con muchas posibilidades y de variados registros. Aquí hace un papel estupendo, porque hace creíble al personaje totalmente, te crees sus pensamientos y que lo que hace lo hace convencido. Eso sin contar el tremendo trabajo fisico que tuvo que realizar para parecerse físicamente al personaje real. El resto del reparto no tiene demasiado protagonismo, salvo Sienna Miller, que da vida a la esposa del protagonista, que me ha parecido una actuación muy solvente.
En resumen, me ha parecido una película notable, con momentos excelentes y que mantiene el interés y un ritmo narrativo muy adecuado para no aburrirte. No está entre las mejores películas de Eastwood como director, pero es que eso es mucho decir. Tal vez no sea una película apta para todo tipo de públicos, sin contar a los anti banderas amerericanas, pero no engaña a nadie, ofrece lo que se espera, ni mas ni menos. Si te interesa la historia, seguramente la disfrutes, y no te llama la atención, seguramente sea lo contrario.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.