28 oct. 2012

Looper (2012)


- DIRECTOR: Rian Johnson
- ACTORES: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Pierre Gagnon, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels, Garret Dillahunt, Tracie Thoms

- CRITICA: Tras unas críticas buenísimas y la posibilidad de verla en pantalla grande por dos euros, me decidí a ver la que decían era la mejor película de Ciencia Ficción en años, género que me atrae mucho y siempre me interesa, por lo que realmente fui con unas espectativas bastante altas.
La película comienza directamente presentando a los Loopers, qué son y cual es su trabajo y narrando como será el futuro cercano, sin más preámbulos y de forma concisa y clara, cosa de agradecer, porque te mete de lleno en la trama sin perder el timpo.
La historia me parece interesante, aunque no es tan original como he leído por ahí, ya que mezcla un poco de muchas películas anteriores, pero bueno es algo muy habitual en el cine actual, y en concreto en el género de Ciencia Ficción. En lo que si destaca es en que sabe llevar perfectamente a la pantalla esa trama con un buen ritmo y manteniendo el interés en todo momento.
Toda su primera parte me ha encantado, hasta que el protagonista llega a la granja, que para mi es un punto de inflexión destacado, en el que la película pierde un poco de nivel pero a pesar de eso sigue manteniendo el suspense en saber cómo se cerrará la historia. También es normal que decaiga un poco el ritmo y el nivel de ese segundo tramo, ya que todo lo anterior raya a gran nivel, sobre todo con la aparición de Bruce Willis y la historia de como el protagonista se hace mayor y "escapa" de sus asesinos.
Como digo mantiene un gran nivel de suspense hasta el final, sobre todo por ver cómo concluirá la historia y el enfrentamiento de los protagonistas (o mejor dicho, de "el protagonista"...), ya que esperaba un final que me dejara boquiabierto. Si que es verdad que no me esperaba como se resuelve, ni me lo olía, pero no me acabó de convencer. No me parece una mala resolución, sólo que me dejó un poco frío y decepcionado, tal vez esperaba algo mucho más rebuscado. Quiero ver que me parece en un segundo visionado cuando pase algún tiempo.
En el apartado técnico, la película tiene una estupenda ambientación, mostrando un futuro en el que destaca la pobreza y miseria general que sufre la población, por lo que edificios y vehículos poco futuristas.
Del reparto destacar la presencia de Bruce Willis, que siempre da empaque al reparto, aunque ésta película no es el protagonista absoluto como suele ser habitual, ya que la palma se la lleva Joseph Gordon-Levitt, un actor que me gusta bastante y que aquí hace un gran papel, además caracterizado magníficamente para parecer un Bruce Willis joven, cosa que consigue aparte de por un buen maquillaje por un trabajo de mimetismo importante, le calca las miradas y algunos gestos y te crees que es la misma persona pero más joven. Aparte de los dos protagonistas tenemos a Emily Blunt en un papel un poco sorprendente para ella, ya que da vida a una campesina que cuida de su hijo cueste lo que cueste. Y aparte tenemos a un recuperado Jeff Daniels en un papel de cierta importancia, además de pequeñas apariciones de Paul Dano y la guapa Piper Perabo, que sorprendentemente sale completamente desnuda...
Y poco más que comentar, es una película con una buena base, interesante y bien llevada, con un pequeño bajón a la mitad pero que mantiene su interés hasta un final sorprendente. Tal vez en el primer visionado no se aprecien todas su virtudes y se pierda algún detalle que puede que le suba un poco la nota la próxima vez que la vea.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

The artist (2011)


- DIRECTOR: Michel Hazanavicius
- ACTORES: Jean Dujardin, Bérénice Bejo, James Cromwell, John Goodman, Penelope Ann Miller, Missi Pyle, Malcolm McDowell, Joel Murray, Ed Lauter, Beth Grant, Bitsie Tulloch, Ken Davitian

- CRITICA: Me ha costado ver una de las películas más premiadas del año pasado, me daba muchísima pereza ver una película francesa muda, seguramente fuese por mis prejuicios por el cine mudo, que la verdad es que no soy muy fan, y tampoco me llamaba la atención viendo los trailers y demás, además teniendo siempre tantas películas pendientes de ver, no le doy muchas oportunidades. Cuando ya pensaba que era un de esas películas que se quedan pendientes durante años y años, el otro día me dio por ponerla tras varios meses de tenerla pendiente en mi disco duro.
Durante la primera media hora aproximada, estuve a punto de abandonarla en un par de veces, no entré para nada en la película y me estaba hasta desesperando. Como tampoco me suelen gustar los musicales, salvo una o dos excepciones, ver una película muda y con esa música tan remarcada, no paré de verla de pura casualidad. Y menos mal, porque después la cosa cambia, y tanto.
La película cambia para mi radicalmente en cuanto la historia deja de centrarse en la exitosa vida que tiene George Valentin, el actor al que da vida Jean Dujardin, y pasa a narrar en cambio al cine sonoro y como Peppy Miller, la actriz a la que interpreta Bérénice Bejo, se convierte en una estrella, con la consiguiente caída en el olvido de George Valentin.
La historia se convierte en un drama en el que vemos como la vida de la antigua estrella del cine mudo se hunde cada vez más, mientras la estrella emergente del nuevo cine sonoro copa todas las salas de cine. Al mismo tiempo la protagonista del decadente actor, intentará ayudarlo viendo que su vida va directa a acabar en tragedia.
Mientras la primera parte me resultó totalmente anodina e incluso molesta en algún momento, el segundo tramo me pareció sobresaliente en todos los aspectos. Consigue transmitir el drama del protagonista magistralmente, llegando a sentirte totalmente identificado con el mismo. Y durante algún momento esperas que todo acabe en tragedia.
Aparte de darle su parte de mérito al director, por ser quien finalmente crea la película con sus virtudes y defectos, hay dos aspectos que destaco sobre el resto y creo que son los que hacen que finalmente la película sea tan buena, y me refiero a los actores, sobre todo a los dos protagonistas, y a la banda sonora.
El score de Ludovic Bource parece realmente sacado de una película muda de los 20, y a pesar que en el primer tramo me saca un poco los nervios (porque realmente me molesta ese tipo de música del cine mudo), durante el resto del metraje demuestra que es capaz de dotar a las imagenes de una profundidad tal que no echas de menos la presencia de diálogos. Tiene temas dramáticos estupendos.
Y en cuanto los actores hay que reconocer que el reparto es estupendo. Destacan los protagonistas Jean Dujardin y Bérénice Bejo, en dos interpretaciones maravillosas, ambos con una capacidad sorprendente de expresar sus sentimientos sin palabras, tanto dramáticos como más cómicos. De los secundarios, que quedan bastante eclipsados, destacar a Uggie, el perro que también tiene sus momentos memorables, y a actores americanos de cierto renombre como John Goodman, James Cromwell o Penelope Ann Miller, en papeles no muy amplios pero destacables.
En resumen, una de las mayores sorpresas que me he llevado en los últimos años, una película que tras acabar de verla me ha dejado una gratísima sensación, porque a pesar de un inicio que me estaba resultando pésimo, remonta el vuelo y durante esa última hora y pico final ha conseguido transmitirme sentimientos tan variados como la tristeza o la sonrisa. Volveré a verla en un tiempo a ver si ya sin prejuicios entro en ella desde el minuto uno, pero mientras la recomiendo sin dudar a todos, incluso a los más reticentes como lo era yo... os sorprenderá.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

16 oct. 2012

El enigma del cuervo (2012)


- DIRECTOR: James McTeigue
- ACTORES: John Cusack, Alice Eve, Luke Evans, Brendan Gleeson, Kevin McNally, Pam Ferris, Oliver Jackson-Cohen, Dave Legeno, Brendan Coyle, Sergej Trifunovic

- CRITICA: A priori, interesante thriller sobre un asesino en serie que se inspira en la obra de Edgar Allan Poe para cometer sus crímenes, por lo que el famoso escritor colaborará con la policía para intentar detenerlo.
Tras un comienzo interesante, lo que parecía que sería una película que mantendría el suspense y un buen ritmo, se queda en una cinta bien ambientada pero que no consigue mantener la chispa inicial y en su tramo final acaba siendo demasiado monótona y acaba aburriendo.
Lo más destacable es como digo la ambientación del Baltimore del siglo XIX, con un cuidado aspecto visual en general, lo que ayuda a que nos metamos en la historia gracias a esa atmósfera conseguida. En el arranque me hizo recordar a una película que me gustó mucho y con la que esperaba que guardase más puntos en común, me refiero a "Desde el infierno".
En cuanto al reparto, destaca un buen trabajo de John Cusack, en un papel que en principio no me cuadraba demasiado y que saca adelante con solvencia, aunque a veces peque de ser un poco excesiva. Luke Evans y Brendan Gleeson acompañan bien como secundarios, pero poco más al respecto.
Yo no he leído a Poe y no puedo valorarla con respecto a sus novelas o relatos, pero según he leído decepciona aún más a quién si conoce su obra y esperaba mucho más por ese motivo, así que creo que eso hace corroborar mi pobre opinón general sobre ésta película.
Resumiendo, un thriller del que se esperaba más pero al final no pasa de una película que no sorprende y que no consigue mantener el interés, llegando a aburrir en su tramo final.

Mi nota: 5

Saludos.
Kasko.

Déjà vu (2006)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Denzel Washington, Val Kilmer, James Caviezel, Paula Patton, Bruce Greenwood, Adam Goldberg, Elden Henson, Erika Alexander, Matt Craven

- CRITICA: Estamos en una película que funciona fantásticamente como thriller de acción, con un potente comienzo que da pie a una trama no muy original pero si muy bien llevada, pero que en cuanto su historia entra en territorio de la ciencia ficción su credibilidad decae tanto que a pesar de mantener un buen nivel de intriga y tensión, no acabas de entrar en ella debido a que no hay quien se crea la premisa fantástica en la que se basa la investigación.
A mi que me encantan los thrillres policíacos reconozco que disfruté de la película hasta que el protagonista descubre la tecnología que el gobierno utiliza para resolver el atentado, porque ni intentando creértelo y seguir disfrutando de la película es posible hacerlo, ya que aunque después mantiene el nivel como thriller propiamente dicho, se viene abajo porque es increíble totalmente lo que cuenta. Hay cosas que normalmente son increíbles en las películas con tintes de ciencia ficción, pero es que ésta premisa a mi no me cuadra para nada.
En el aspecto técnico es impecable, visualmente potente y bien dirigida como película de acción y como thriller, con ritmo y manteniendo el interés durante casi todo el metraje, aunque si es verdad que la parte final flojea un poco respecto al magnífico inicio.
La presencia de Denzel Washington aporta como siempre nivel al conjunto, porque incluso en papeles dónde no da lo mejor de si, demuestra que es un actor muy solvente y que no defrauda nunca, da gusto verlo actuar. Le acompañan una atractiva Paula Patton, un hinchado Val Kilmer y un James Caviezel en el papel de malo de la película.
Y bueno, lo dicho, una película que si hubiera mantenido la trama dentro de lo que es un thriller policíaco "tradicional" sin meterse en tramas de ciencia ficción y paradojas temporales, hubiese sido una notable película, pero que al intentar meterse en algo más "profundo" acaba saliendo mal parada porque no se lo cree ni el guionista. De todas formas, entretenida y con una estupenda fase inicial.

Mi nota: 5,5

Saludos.
Kasko.

Domino (2005)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Keira Knightley, Mickey Rourke, Edgar Ramirez, Delroy Lindo, Mo'Nique, Mena Suvari, Macy Gray, Jacqueline Bisset, Dabney Coleman, Brian Austin Green, Lucy Liu, Christopher Walken, Tom Waits

- CRITICA: Tras revisionar toda la filmografía de Tony Scott, tengo que reconocer que en general me gustan sus películas, de hecho tiene algunas notables como "Top gun" o "Marea roja", otras mediocres "El ultimo boy scout" o "Fanático", y también alguna floja tirando a mala, "Domino" es una de ellas.
Normalmente se nota la mano de Scott en sus películas, en mayor o menor medida, porque siempre imprime un aspecto visual muy característico, tanto por su cuidada fotografía como por sus tics con la cámara, que siempre están presentes y aunque a veces resultan un poco cargantes, normalmente no suelen ser demasiado intrusivos ni abusivos... salvo en "Domino".
La historia es un poco rocambolesca aunque más o menos interesante, sobre todo porque está basado en un personaje real, lo que suele aportar casi siempre una dosis extra de interés. Además hay que reconocerle un atractivo inicio y algunas escenas bien rodadas, con un buen reparto.
Pero su prinicpal problema es que llega a resultar desesperante en más de una ocasión cuando se le va la mano a Tony Scott y parece un vídeo musical con secuencias en la que los planos se suceden a una velocidad mareante, sobre todo la parte final, en la que se desboca del todo el director y parece que estas en una montaña rusa de imágenes y sonidos que llegan a agobiar, al menos conmigo lo consiguió.
Es una lástima porque con un montaje más comedido podría haber resultado una película mucho mejor, pero al final pesa más eso que sus virtudes.
El reparto es uno de sus aspectos más destacables, con una Keira Knightley en un papel totalmente alejado del que suele interpretar, con un cambio de look espectacular, y la verdad es que creo que realiza una buena interpretación y que incluso llega a desprender atractivo físico (no es precisamente una de mis actrices preferidas en ese aspecto). Y la acompaña un estupendo Mickey Rourke al que le viene al pelo éste personaje. Además Edgar Ramirez completa el trío protagonista. El resto del reparto lo conforman secundarios de nivel como el gran Christopher Walken y otros actores conocidos como Delroy Lindo o Lucy Liu. Y destacar la presencia de Jacqueline Bisset en un pequeño papel.
Y poco más que comentar, como ya he dicho una película de la que sólo se salva el inicio y alguna escena interesante, pero que al final acabas deseando que finalice porque además de hacerse eterna acabas exhausto de dos horas de metraje videoclipero que llega a ser cargante.

Mi nota: 4

Saludos.
Kasko.

12 oct. 2012

Lo imposible (2012)


- DIRECTOR: J.A. Bayona
- ACTORES: Naomi Watts, Tom Holland, Ewan McGregor, Marta Etura, Geraldine Chaplin, Oaklee Pendergast, Samuel Joslin, Dominic Power, Sönke Möhring, Olivia Jackson, Natalie Lorence

- CRITICA: Empezaré diciendo que el interés que he tenido éstos meses atrás ante ésta película ha sido a raíz de haber visto el trailer y haber ido leyendo datos sobre su producción, lo que fue generándome interés poco a poco, porque hasta entonces no esperaba gran cosa de un proyecto encabezado por el director de "El orfanato", que no me pareció más que otra peliculita de terror de esas que tan poco me gustan.
Es de estas veces que voy al cine con tantas ganas y tantas espectativas que lo normal es que salga decepcionado, pero ésta vez no ha sido así, afortunadamente, y eso iba esperando mucho, muchísimo.
Tras una breve presentación de la familia y del paradisíasco lugar dónde van a pasar las vacaciones, Bayona entra a saco en mostrarnos el tsunami desde el punto de vista de los protagonistas, sin rodeos, intentado ser lo más realista posible. Y lo consigue, vaya si lo consigue.
A pesar de haber visto tantas escenas reales en televisión, la magnífica recreación del desastre hace que se te encoja el corazón viendo la magnitud del mismo, como a su paso arrasa con todo lo que se presenta en su camino, edificios, animales, personas...
Además te hace sentir las terribles olas desde la perspectiva de la protagonista, de tal forma que realmente sientes el dolor y el sufrimiento que pasa durante esos minutos de verdadero terror. Con esa recreación tan tremendamente realista, los golpes que se lleva Naomi Watts te hacen encogerte en la butaca... cuando intenta desesperadamente alcanzar a su hijo te consigue hacer un nudo en la garganta porque de verdad te sientes como si estuvieras en la piel de ella.
Durante todo ese tramo, la película es un verdadero tour de force, tanto para los protagonistas como para los espectadores, porque el director consigue hacernos sentir partícipes de la tragedia.
Esa primera parte en la que se nos muestra el inicio del tsunami, la verdadera protagonista es Naomi Watts, acompañada de Tom Holland, que da vida a su hijo mayor. Vemos como ambos son arrastrados por la corriente e intentan llegar el uno al otro. Este tramo es de un realismo brutal, ya que el tsunami está tan bien realizado, tanto en las tomas aéreas como en las más cercanas, que durante el arrastre de los dos protagonistas, sientes en tus carnes todas las heridas que se van haciendo, sobre todo el personaje de la madre, que acaba realmente machacada.
La segunda parte, cuando ya el tsunami ha dejado detrás miles de muertos y desaparecidos, es cuando comienza el drama de la búsqueda de unos y otros, ya que ni la madre ni el hijo mayor saben si el resto de la familia ha sobrevivido, mientras que el padre y los otros dos hijos, tampoco saben que habrá sido de los demás.
Aunque sabemos en todo momento como acabará, durante éste segundo tramo la película consigue mantener todo su interés gracias a un magnífico ritmo en el desarrollo de las dos historias paralelas, además de por un espectacular trabajo de ambientación, cuidado hasta el máximo detalle, gracias al cual no dejamos de sentirnos sobrecogidos viendo esas escenas de los heridos hacinados en hospitales desbordados, esos muertos amontonados, esas personas llorando por los seres queridos...
Creo que ha sido la película que recuerdo que más corta se me ha hecho, me ha parecido un suspiro, porque me metí tanto en ella desde el comienzo del tsunami hasta los títulos de crédito, que realmente me ha parecido muy corta, a pesar de tener una duración de casi dos horas.
Había leído sobre la película muchas críticas muy buenas, otras no tantas, pero éstas últimas casi siempre basadas en una supuesta manipulación por parte del director para hacernos llorar y sentir lástima, comparándo a J.A. Bayona en muchas ocasiones con el gran Steven Spielberg. Para mi que soy un gran fan del director norteamericano, me parece que eso es más bien un piropo al propio Bayona, el cual ha recocido ser también admirador del creador de "La lista de Schindler".
En mi opinión cuando se comenta eso me parece algo absurdo, porque si manipulación para hacerte llorar es mostrar primeros planos de los personajes sufriendo o acompañarlas de una música triste y cargada de sentimiento, y se hace con ésta calidad... ¡viva la manipulación!. Y digo yo, cuando una película de acción se acompaña de peleas con sonidos exagerados y de una música de marcado ritmo para potenciar esa acción. ¿no es manipulación?. Y cuando una comedia hace lo mismo pero potenciando los gags visuales y los chistes, ¿no es manipulación?. Para mi una película que no te haga sentir nada durante su visionado a tras el mismo, es una película sin corazón y sin alma, que puede tener un guión maravilloso o estar rodada de forma prodigiosa y con grandes actores, pero que no transmite nada y por lo tanto no deja huella en mi.
Y en cuanto al posible "parecido" de Bayona a Spielberg en la forma de rodar, pues durante la película más de una vez se me vino a la mente "El imperio del Sol", porque con ella guarda alguna semejanza en la historia del hijo mayor. Más allá de eso puede ser que compartan el gusto por una dirección enfocada a mostrar los sentimientos sin ocultarlos, pero creo que aún es muy pronto para comparar a un casi recién llegado, aunque muy prometedor, con uno de los directores más importantes de la historia, guste más o guste menos.
Volviendo a la película, lo que más me ha impresionado ha sido la capacidad que ha tenido J.A. Bayona para haber sabido sacar adelante una producción de éste calibre, que es toda una superproducción para el cine español y europeo. Además de ser técnicamente impecable, creo que será un éxito de público y de crítica, o al menos parece que de momento lo está siendo.
Y realmente Bayona ha conseguido desde ya hacerme esperar impaciente a su próximo trabajo, ya no porque me ha demostrado que tiene capacidad para realizar una película de ésta magnitud, sino porque me ha hecho ver que es un director capacitado y que sabe lo que hace. Esos encuadres, esos planos largos, los zooms de cámara... me hace ver que es un director con una técnica que yo no le presuponía, lo que unido a su capacidad para contar una historia y emocionar a la gente, creo que es un director con un futuro brillante y prometedor, y que esperemos no se tuerza.
Aparte de una gran dirección un diseño de producción sensacional, la película se sustenta tamibén en unas brillantes actuaciones de su estupendo casting. La palma se la lleva en mi opinión Naomi Watts, actriz que sufre y nos hace sufrir como pocas veces hemos visto en pantalla, además con una credibilidad sorprendente, ya digo que te hace sentir el dolor en tus carnes en más de una ocasión. Tom Holland es un gran descubrimiento, realiza una prodigiosa interpretación del hijo mayor, quien sufre por ver a su madre en ese estado y que es el verdadero protagonista durante un buen tramo de la película. El gran Ewan McGregor, un actorazo que lleva años estando entre los grandes, queda un poco en segundo plano pero es el actor perfecto para éste papel, ya que tiene momentos realmente emocionantes durante la búsqueda de su familia perdida, como la escena en la que llama por el móvil, realmente conmovedora y en la que demuestra su gran capacidad también para el drama. Y todos los secundarios estan bien, destacando a los dos hermanos menores, dos actores jovencísimos pero que están estupendos, en un muy buen trabajo de casting. Y señalar las breves apariciones de Marta Etura y Geraldine Chaplin.
Y la banda sonora de Fernando Velázquez acompaña durante todo el metraje de forma estupenda, teniendo más presencia en los momentos más tristes, pero en general es un trabajo de mucho nivel y de gran calidad musical.
Y por ir acabando, supongo que la película tendrá sus detractores, pero creo que es de esas películas que en mayor o menor medida gustará a casi todo el mundo en general, sobre todo a quién le guste ver una película que le haga sentir algo en su interior, y desde luego "Lo imposible" lo consigue, te hace sentir su dureza y tristeza. A mi me hizo soltar alguna lágrima en dos o tres momentos puntuales, pero en general me tuvo en vilo casi todo su metraje, con una angustia que pocas veces he sentido viendo una película.
En resumen, una película sobresaliente, que espero que tenga el éxito esperado y que se merece, y que a ver como resiste el paso del tiempo y posteriores visionados, aunque es de esas películas que hay que disfrutarlas en pantalla grande al menos la primera vez que se ve, para apreciar todos sus detalles.

Mi nota: 9

Saludos.
Kasko.

9 oct. 2012

El fuego de la venganza (2004)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Denzel Washington, Dakota Fanning, Christopher Walken, Radha Mitchell, Marc Anthony, Giancarlo Giannini, Rachel Ticotin, Mickey Rourke

- CRITICA: En mi opinión estamos ante una de las mejores películas de Tony Scott, además en ella se conjugan todas sus virtudes y defectos en mayor o menor medida, por lo que tanto quién suela ser crítico con los trabajos en general del director como quién suela defenderlo, tendrá motivos para ello.
La trama comienza cuando un ex-agente del gobierno, harto de la vida que ha llevado, acepta trabajar como guardaespaldas para la hija de una familia adinerada en México. Lo que comienza siendo una relación complicada, se convertirá en una relación muy personal, por eso cuando la niña es secuestrada y el protagonista resulta herido, cuando se recupera comenzará a buscarla desatando toda su violencia contenida durante años.
El desarrollo del personaje principal me parece muy bueno, con pequeños flashbacks insertados para hacernos ver como era su vida anterior, acompañados de escenas como cuando una noche intenta suicidarse, todo eso ayuda a entender al personaje y humanizarlo. Y como la niña a la que cuida consigue poco a poco acercarse a él como persona, como poco a poco se crean vínculos entre ellos. Todo eso hace que la primera parte sea una película donde priman los sentimientos, que luego en la segunda parte cuando la venganza prima sobre lo demás, en la que la violencia toma protagonismo, todo eso tiene una base sólida que ya se creó anteriormente, y es dónde muchas otras películas del estilo flojean, al no tener a unos personajes bien desarrollados.
Para mi únicamente pierde un poco de nivel al acercarse su duración a las dos horas y media, porque la parte final creo que hubiese ganado más con un recorte en el metraje. Pero por lo demás es una película con buen ritmo, con una historia no muy original pero bien propuesta y bien resuelta.
La dirección de Tony Scott se deja notar como siempre en el aspecto visual, como siempre con una fotografía muy viva y llamativa, además de estar montada con sus habituales efectos videocliperos, planos acelerados mezclados con cámara lenta y todas las manías habituales del director, pero que a mi no me molestan, al menos tal y como están utilizados aquí.
Entrando en el aspecto de los actores, creo que todo el mundo estará de acuerdo que Denzel Washington es un actorazo, y yo creo que aquí realiza una estupenda interpretación, porque no sólo hace un papel en una película de acción, sino que da vida a un tipo harto de su vida, que poco a poco va recuperando la sonrisa y la felicidad al relacionarse con la niña a la que protege. Es uno de esos actores que siempre están bien, incluso en las películas más flojas siempre está a un gran nivel.
Y Dakota Fanning realiza un trabajo digno de una actriz mucho más madura, llena de expresividad y de una gran naturalidad, como después ha ido demostrando en otros trabajos como "La guerra de los mundos".
El resto del elenco lo completan actores tan reconocidos como Christopher Walken, Mickey Rourke, Giancarlo Giannini o Radha Mitchell, aparte de la recuperada Rachel Ticotin, que se hizo famosa en "Desafío total". Marc Anthony, ese cantante metido a actor, reconozco que no está mal, el papel que realiza creo que le viene bien, sobre todo cuando se produce ese giro en la película que le afecta.
Y poco más que comentar de una película que tiene dos partes bien definidas, ambas muy entretenidas, tanto la primera, que es más pausada, como la segunda, que tiene más acción y violencia. De los mejores trabajos de Tony Scott y con un gran Denzel Washington. Os la recomiendo si aún no la habéis visto.

Mi nota: 8,25

Saludos.
Kasko.

Spy game (2001)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Robert Redford, Brad Pitt, Catherine McCormac, Stephen Dillane, Larry Bryggman, Charlotte Rampling, Marianne Jean-Baptiste, Matthew Marsh

- CRITICA: A veces en un primer visionado una película no consigue llegarme del todo, pero en un segundo me acaba pareciendo mucho mejor que en el primero, es el caso de "Spy game", la cual hace años me pareció extremadamente aburrida y no le pillé bien el hilo de la trama y acabé un poco perdido, pero ésta vez la he vuelto a ver y me ha parecido una estupenda película.
Yo ya he dicho aquí en el blog que soy gran aficionado al cine de espionaje, a los thrillers en general, disfruto con éste tipo de historias con tramas más o menos complejas y llenas de personajes y situaciones que necesitan total atención para no perderse en ella, como ya pasaba en la reciente y estupenda "El topo".
La trama cuenta como el personaje al que da vida Brad Pitt, un espía americano, es capturado en China mientras realizaba una operación, por lo que el agente que se encargó de su reclutamiento y formación, Robert Redford, es llamado el mismo día que se jubila, para informar a la CIA sobre el agente capturado.
A partir de ahí se desarrolla la película, que combina flashbacks en los que el agente que se jubila irá contando sucesos que vivió con su pupilo, con escenas en las que él mismo intentara organizar a espaldas de la CIA una operación para salvarlo.
En ocasiones ésta forma de mezclar la historia con flashbacks del pasado acaba haciendo que la película pierda ritmo y no consiga engancharte, pero aquí creo que consigue lo contrario, hacer que nunca te aburra y además mantener la intriga sobre el personaje de Brad Pitt, si es lo que aparenta o algo más.
Aunque se nota la mano de Tony Scott en sus habituales escenas con toques de videoclip, sus efectos de cámara algo mareantes... la verdad es que lo hace en momentos puntuales que no molestan, lo hace en momentos entre escenas en los que no quedan mal, creo que lo hace porque le gusta dejar su firma.
Como es habitual en sus películas, el aspecto técnico es muy sobrio, con una fotografía llamativa y un montaje muy acertado, sin necesitar muchos efectos.
En cuanto al reparto destacar a la pareja protagonista, el gran Robert Redford en un papel estupendo, que le viene como anillo al dedo, de lo mejor que ha realizado en los últimos años, acompañado por un Brad Pitt algo más flojo, pero que no desentona, aunque aún no había llegado a convertirse en un actor más sobrio y creíble. De los sencundarios apenas destacar a Catherine McCormac, que tiene un papel más o menos lucido y de cierta importancia.
Concluiré diciendo que es una estupenda película de espionaje, que tiene un cierre estupendo y es entonces cuando te das cuenta de todo lo que ha ido planeando el personaje de Robert Redford durante el transcurso de la película, jugando con los agentes de la CIA sin que éstos se diesen cuenta. Os la recomiendo si os gusta el género, seguramente os sorprenderá.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

8 oct. 2012

Fanático (1996)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Robert De Niro, Wesley Snipes, John Leguizamo, Benicio del Toro, Ellen Barkin

- CRITICA: De nuevo he vuelto a ver uno de los trabajos más flojos de Tony Scott, que ya en su momento me decepcionó bastante y vuelve a hacerlo, sobre todo porque creo que la historia, sin ser tampoco una maravilla de orginalidad, si daba para mucho más, sobre todo con la presencia de Robert DeNiro y de un Wesley Snipes en pleno auge de su carrera.
El comienzo resulta interesante, sobre todo porque el personaje al que da vida DeNiro, se muestra como un personaje interesante, parece un gran aficionado al beisbol pero se nota que esconde algo más en su interior.
Ésta primera parte de la película mantiene un nivel de interés aceptable, sobre todo cuando se conocen los dos protagonistas, en la que la intriga mantiene aún la película a un buen nivel, pero después poco a poco comienza a hacerse monótona y no llega a concretar todas las espectativas creadas durante todo ese tiempo.
Hay un momento en el que la película llega a aburrir sobremanera, y el resto hasta que acaba se hace pesado a más no poder, y eso hace que el resultado final sea mucho peor.
Los actores consiguen mantener ese primer tramo a un nivel más que aceptable, con buenas interpretaciones de DeNiro y Snipes. El primero en una estupendo papel en el que da vida a un tipo desequilibrado al que le cuesta reprimirse, y consigue transmitirlo en un papel más que destacable. Y Snipes está bien en el papel de estrella del beísbol que se convierte en el centro de la obsesión de un aficionado.
Creo que la historia daba para algo más, sobre todo con un actor del calibre de DeNiro en el papel del fan trastornado, al menos podría haber salido un thriller algo más tenso y con una parte final más dura, pero se queda en un thriller con un buen comienzo pero que se desinfla poco a poco hasta quedarse en una de esas películas del monton que no destaca.

Mi nota: 5

Saludos.
Kasko.

Marea roja (1995)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Gene Hackman, Denzel Washington, George Dzundza, Viggo Mortensen, James Gandolfini, Ryan Phillippe, Lillo Brancato, Jason Robards, Ricky Schroder, Matt Craven, Steve Zahn

- CRITICA: Me considero un gran fan de las películas de submarinos, me encanta esa ambientación dentro del mismo y las posibilidades que da para crear una buena película con mucha tensión, como es el caso de "Das boot (El submarino)", creo que el mejor ejemplo de película de submarinos, en la que la tensión llega a niveles altísimos, sobre todo por una excelente recreación de la ambientación. Otra gran película de éste género, aunque a menor medida, es "La caza del Octubre Rojo", estupendo thriller de espionaje con un gran Sean Connery.
Pero volviendo a "Marea roja", hay que decir que es un thriller bélico que se desarrolla dentro de un submarino, en la que se mezcla a partes iguales la acción con la intriga, pero que además su parte más álgida se basa en la lucha de dos protagonistas antagónicos, que ante una situación de duda reaccionan de diferente forma, mientras uno quiere lanzar unos misiles nucleares sin tener certeza de que es la orden correcta, su lugarteniente se niega, por lo que acaban enfrentados y llevando su conflicto al límite.
La película es uno de los mejores trabajos de Tony Scott, con una dirección más sobria de lo que suele ser habitual en éste director, conforma un estupendo conjunto de escenas con mucha tensión por el enfrentamiento entre submarinos, y por la tensión que se generará en la tripulación ante el enfrentamiento de los dos capitanes de la nave.
Además de una certera y contenida dirección, la historia no abusa en exceso de los topicazos habituales y se centra más en el dilema moral de las posibles acciones de los capitanes, en los que ambos pueden llevar razón o no, por lo que ambos pueden tener ideas acertadas o erróneas según se mire.
El duelo interpretativo entre Gene Hackman y Denzel Washington es memorable, desde luego de lo mejorcito de los últimos años, en la que los dos actorazos dan vida a dos personajes opuestos pero que sus acciones son defendibles en ambos casos según sus puntos de vista, y cuya capacidad interpretativa de ambos hace que resulten muy creíbles y siempre te quede la duda de quién llevará razón, aunque desde el comienzo te imaginas como acabará, ya que se espera siendo una producción de Hollywood.
Los secundarios están a buen nivel, destacando a unos jóvenes Viggo Mortensen y James Gandolfini, aparte de la breve aparición de Jason Robards.
Destacar la estupenda banda sonora de Hans Zimmer, un score que ayuda a potenciar la sensación de tensión en momentos puntuales, además de acompañar perfectamente durante todo el metraje, sobre todo en la resolución final.
Y técnicamente es muy destacable, con un Tony Scott muy comedido, pero mostrando su habilidad para rodar en condiciones más limitadas, acompañado de una fotografía muy buena a pesar de las dificultades de desarrollarse dentro de un submarino.
En resumen, película que hará disfrutar a la mayoría, porque a pesar de ser en esencia una producción taquillera y con poco margen a la sorpresa, si consigue elevar el nivel de entretenimiento al máximo y hacer que se disfrute desde el comienzo hasta el final. A los que les guste éste tipo de cine seguro que la disfrutarán a tope, mientras que a los que les resulte menos atractivo seguramente acaben pasando un buen rato con ella. Ojalá todo el cine comercial y de éste tipo que se hace en los últimos años tuviera la mitad de las virtudes de ésta.

Mi nota: 8,25

Saludos.
Kasko.

Enemigo público (1998)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Will Smith, Gene Hackman, Jon Voight, Lisa Bonet, Jason Lee, Ian Hart, Tom Sizemore, Regina King, Loren Dean, Jake Busey, Barry Pepper, Gabriel Byrne, Stuart Wilson, Jason Robards, Philip Baker Hall, Seth Green, Scott Caan, Jack Black

- CRITICA: Una de las películas más reconocibles de Tony Scott de toda su filmografía, dónde más rienda suelta dio a su marcado estilo visual, lleno de efectismos y tono videoclipero al máximo. Aquí la historia le permite potenciar esos efectos visuales que tanto le gustan, con esas tomas aéreas de los satélites, esos zoom de cámara tan recurrentes...
A pesar de no ser de sus mejores películas, como casi siempre, realiza un thriller muy entretenido, con una historia más o menos creíble, y con un elenco de actores de buen nivel en general.
Se le suele achacar una historia muy poco creíble, lo cual comparto por el punto de partida del asesinato así tan fácil y sin complicaciones, pero todo el tema de la tecnología que aparece en la película no me parece para nada ciencia ficción, tal vez en 1998 cuando se estrenó pudiera parecerlo un poco, pero hoy en día no dudo que existe esa tecnología y seguramente mucho más avanzada.
Entrando en la película, tiene todos los ingredientes de un thriller de esa época, lo cual le venía que ni pintado al director, y me refiero a muchas persecuciones, efectismo a tope y un buen reparto encabezado por una estrella como Will Smith.
A mi me parece una película entretenida, tal vez pierda un poco por la historia paralela del protagonista, su esposa y la supuesta amante, creo que recortando esa parte la película hubiera ganado en mayor ritmo, sobre todo porque sus 132 minutos me parecen algo excesivos.
Del reparto destaca Will Smith como protagonista, en plena ebullición de su gran tirón comercial, en un papel del que sale bien parado. Está secundado por un amplio elenco de actores conocidos, como el caso de Jason Robards, Gabriel Byrne o Jon Voight, actor encasillado en el papel de malo en los últimos años, o actores más bien secundarios como Jason Lee, Tom Sizemore, Barry Pepper. Pero quien se lleva la palma es el estupendo Gene Hackman, con un cambio de look sorprendente, en una estupenda interpretación en un papel importante a pesar de aparecer ya avanzada la película.
Si que es verdad que es bastante previsible y llena de tópicos en el cine americano de éste tipo, pero el mensaje que da de que el "gran hermano" nos vigila a todos me parece un muy buen punto de partida, que luego se desarrolla de forma interesante, con un vertiginoso desarrollo que apenas deja lugar a que te aburras. Está claro que a quien no le guste el genero o no sepa disfrutarlo, mejor que no la vea, pero quien sepa ver éste cine sin más pretensiones que entretenerse, seguro que la disfruta.

Mi nota: 7,5

Saludos.
Kasko.

El último Boy Scout (1991)


- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Bruce Willis, Damon Wayans, Chelsea Field, Noble Willingham, Taylor Negron, Danielle Harris, Halle Berry, Joe Santos, Bruce McGill, Kim Coates, Chelcie Ross, Tony Longo

- CRITICA: Otra de esas películas que he ido revisionando a pesar que nunca llegó a gustarme del todo, y que tras otro nuevo visionado no ha hecho cambiarme la opinión.
Aquí tenemos a Willis haciendo el papel de detective privado chulesco con una vida personal desastrosa, acompañado de una ex estrella de fútbol americano, que se unen para investigar un caso en el que se ven envueltos.
Estamos ante una película llena de tópicos, con una historia poco original, que si bien es verdad que entretiene en general y tiene algún buen momento, acabas de verla y la olvidas al instante, porque es cine comercial para consumir y olvidar.
Hay quien la compara un poco con "Arma letal", supongo que por el hecho de la pareja protagonista, pero no le llega a esa saga ni de coña, porque no tiene ni su estupendo humor, ni sus míticos personajes ni su estupenda historia.
De los actores comentar que Damon Wayans no me convence para nada, y Bruce Willis no hace su mejor papel, para mi es de sus protagonistas más flojos, a pesar de intentar ser un borde tipo John McClane pero algo más amargado, a mi me resulta poco divertido, y a la película le falta ese toque que si tenían otras similares. Lo mejor del reparto es la aparición de una jovencita Halle Berry, que ya prometía bastante como la escultural actriz que fue después.
Como ya he dicho, entreteniene, no dura excesivamente y para echar un rato no está mal, pero no es ni un thriller ni una película de acción que pase de ahí, así que la recomiendo sólo a los más fans del género o de Bruce Willis.

Mi nota: 5,5

Saludos.
Kasko.

Amor a quemarropa (1993)



- DIRECTOR: Tony Scott
- ACTORES: Christian Slater, Patricia Arquette, Dennis Hopper, Christopher Walken, Gary Oldman, James Gandolfini, Brad Pitt, Val Kilmer, Michael Rapaport, Saul Rubinek, Samuel L. Jackson, Chris Penn, Tom Sizemore

- CRITICA: Siguiendo con mi reciente visionado del trabajo de Tony Scott, me tocaba ver una película que había visto una sola vez hacía años y que me había gustado pero sin llegar tampoco a parecerme gran cosa.
La historia comienza cuando Clarence (Christian Slater) conoce a Alabama (Patricia Arquette), con la que inmediatamente conectará y se convertirán el alma gemelas, ya que comparten gustos similares y viven la vida de forma similar, un poco día a dia y de forma algo alocada.
Todo se complicará cuando Clarence se enfrenta con el antiguo chulo de Alabama, que hacía que se prostituyera, con el cual tiene un enfrentamiento y acaba robándole una maleta con droga. A partir de ahí ambos tendrán que huir intentando deshacerse de la droga y comenzar una nueva vida juntos.
El guión lo firma Quentin Tarantino, lo cual se nota desde el primer momento, con diálogos de gran nivel y unos personajes y situaciones bastante sangrientas, el cual además encaja perfectamente con el ritmo vertiginoso que ha caracterizado siempre al cine de Tony Scott.
A mi me ha costado entrar en ella, sobre todo porque veo un poco forzado al personaje de Christian Slater al inicio, me ha resultado demasiado forzado cuando se atreve a entrar en el piso del chulo de su novia y allí se enfrenta a todo el mundo como si fuera Rambo. Ese detalle hace que hasta ahí me resulte demasiado exagerada, pero después sube el nivel y se convierte en una película notable.
Cuando la pareja protagonista huye y comienzan a intentar colocar la droga y a escapar de sus perseguidores, creo que la historia gana mucho, sobre todo porque comienzan a aparecer personajes variados y de gran importancia en la trama, personajes muy bien definidos y todos bien desarrollados.
En ese aspecto ayuda su gran reparto, que lo completan actores que años después se han convertido en verdaderas estrellas o al menos actores muy conocidos, como es el caso de Brad Pitt, Val Kilmer, Gary Oldman, James Gandolfini o el gran Samuel L. Jackson. Pero además aparece gene como Dennis Hopper y Christopher Walken, actores con cierto renombre entonces, que acompañan a una pareja protagonista de actores que estaban en un buen momento en sus prometedoras carreras, pero que ninguno de los dos llegó después a despegar del todo... me refiero a Christian Slater y Patricia Arquette.
Destacar las escenas violentas, bien rodadas y con mucha sangre, que no están presentes de forma gratuita, sino para dar credibilidad al desarrollo de la historia, ya que los personajes que la conforman hacen que sean creíbles y no desentonen dentro de la película.
Pero sobre todo me quedo con la escena del enfrentamiento entre Dennis Hopper y Christopher Walken, la escena mas "made in Tarantino" sin duda, con un largo diálogo y una tensión que se masca, en la que sabes que en cualquier momento Walken estallará.
Comentar la banda sonora de un joven Hans Zimmer que estaba en pleno crecimiento como compositor, y que tiene un buen tema central muy conocido, pero en general es un score un poco desconcertante y a veces algo molesto.
Por concluir, me ha parecido una película que tras un comienzo algo irregular, después mantiene un nivel notable y en general mantiene un ritmo estupendo, con una historia de amor de fondo que sirve de base a toda la violencia que se desarrolla. Muchos la consideran como el mejor trabajo de Tony Scott como director, a mi me gusta mucho pero sin llegar tampoco a niveles tan altos.

Mi nota: 7,5

Saludos.
Kasko.

Camino a la perdición (2002)


- DIRECTOR: Sam Mendes
- ACTORES: Tom Hanks, Paul Newman, Jude Law, Jennifer Jason Leigh, Stanley Tucci, Daniel Craig, Tyler Hoechlin, Dylan Baker, Liam Aiken, Ciarán Hinds

- CRITICA: Cuando se estrenó ésta película hace ya diez años, me pareció tan buena que incluso la vi dos veces en cine, confirmándome en el segundo visionado que era obra sobresaliente. Ahora tras años sin volver a verla, me sigue pareciendo una de esas películas que pasaron un poco desapercibidas y que creo que merecieron mucha más repercusión, aunque si es verdad que cosechó buenas críticas en general, sobre todo entre la crítica especializada.
Es una mezcla de cine negro y drama, en la que se narra la trágica historia del joven hijo de Michael Sullivan, un conocido asesino a sueldo que trabaja para un mafioso, pero que además es un buen padre y marido. Tras unos acontecimientos desafortunados, padre e hijo deben huir para salvar la vida, ya que el hijo del jefe de la mafia ordena acabar con ellos.
Lo que comienza como una película típica de gangsters, se convierte después en un thriller con toques de road movie, ya que los protagonistas huyen intentando llevar a cabo un plan para librarse del asesino que ha sido contratado para acabar con ellos.
La mayor virtud de la película, es que a pesar de su desarrollo pausado, incluso a veces lento, consigue un ritmo perfecto para la historia que narra y como lo narra, ya que tiene escenas con poco diálogo, con la presencia de la voz en off del joven Sullivan contando su historia, con momentos de silencio en los que se masca la preocupación de los protagonistas... todo eso junto a una hermosa fotografía y una preciosa banda sonora, hace que sea una de esas películas que da gusto ver, disfrutando de cada secuencia, de cada escena.
Pero tampoco es una película que durante sus dos horas de metraje sea siempre de ritmo lento, ya que tiene escenas más movidas, algunos tiroteos y persecuciones, que hacen que la película nunca llegue a aburrir ni dejar de interesarte, porque consigue hacerte disfrutar en todo momento.
Como he dicho antes, la película tiene una fotografía soberbia, gracias el gran trabajo de Conrad L. Hall, un director de fotografía que consiguió su tercer Oscar con éste trabajo, el cual ya había conseguido el año anterior con su trabajo en "American beauty" o hacía años por "Dos hombres y un destino". Destaca la gran fotografía en las escenas nocturnas, sobre todo ese tiroteo casi al final, bajo la lluvia, a cámara lenta... una pasada.
Y en cuanto a la banda sonora, la firma Thomas Newman, uno de mis compositores favoritos, que realiza una composición preciosa para la película, con temas realmente emotivos, siempre con ese sonido tan característico suyo. Una gran banda sonora que obtuvo nominación al Oscar pero que se llevó "Frida".
Y por último, aunque no por menos importante, destacar el reparto de la película, un reparto de un gran nivel en todos los aspectos.
Llamó mucho la atención que Tom Hanks hiciera un papel de asesino, ya que es tu actor que en ese momento encarnaba casi siempre a personajes bonachones y muy humanos, y me parece que realiza una interpretación estupenda, además en esa época era uno de mis actores favoritos.
Y la potente presencia de Paul Newman en un papel secundario pero de gran peso en la historia, en el que fue su último papel para la pantalla grande. Una magnífica interpretación de uno de esos actores inolvidables y que siempre era un placer ver con un buen papel.
Del resto destacar a un muy buen Jude Law, también un poco alejado de su habitual papel de seductor, encarnando a un asesino bastante despiadado y que solventa estupendamente. Y el resto del casting lo completan actores como Daniel Craig, Ciaran Hinds y Jennifer Jason Leigh. 
En resumen, una magnífica película que gustará a los amantes del género, a los que sepan apreciar las virtudes de un cine que va desarrollando la historia con ritmo pausado pero siempre de forma acertada y con un cuidado aspecto visual, dirigida e interpretada a la perfección.

Mi nota: 9

Saludos.
Kasko.

2 oct. 2012

Warrior (2011)


- DIRECTOR: Gavin O'Connor
- ACTORES: Joel Edgerton, Tom Hardy, Nick Nolte, Jennifer Morrison, Kevin Dunn, Bryan Callen, Liam Ferguson, Frank Grillo, Kurt Angle, Maximiliano Hernández, Noah Emmerich

- CRITICA: Desconocía totalmente ésta película, que por casualidad llegó a mis manos y de la que no sabía ni la trama ni nada, pero al buscar su puntuación en imdb y filmaffinity y ver que era muy alta, me decidí a verla. Como no había leído su argumento, me esperaba una película de peleas y poco más, de hecho es lo que uno se espera viendo el poster.
En cuanto comienza te das cuenta que realmente es un dramón familiar, sobre todo en su primera mitad, en la que la película nos pone en antecedentes de la relación entre el padre ex alcohólico y sus dos hijos, uno que ha regresado de la guerra, y el otro que es un maestro casado y con dos hijas. La relación entre ellos es totalmente nula desde hace años, hasta que el ex militar vuelve a retomar el contacto con su padre para que lo vuelva a entrenar para combatir en un nuevo e importante torneo.
Ya digo que la primera parte es casi en su totalidad un drama en la que apenas hay un par de peleas, pero en la segunda parte, cuando ya nos han presentado a los personajes y se han desarrollado más o menos, la historia se centra en como ambos hermanos acaban participando en el brutal torneo de artes marciales mixtas. Uno de ellos intentado retomar su exitosa juventud como luchador, y el otro por intentar conseguir dinero urgentemente.
La primera parte es estupenda porque consigue crear una historia entre personajes muy buena, en la que el odio y el recelo entre ellos está perfectamente mostrado, sobre todo por las magníficas interpretaciones de los protagonistas.
Ya en la segunda mitad se centra básicamente en el torneo en si, en las peleas, rodadas de forma hiper realista en ocasiones, con la cámara pegada a la acción, cerca de los luchadores, haciéndote sentir los golpes por su proximidad a los mismos.
Esta segunda parte está llena de fuerza y se convierte en un tramo con más ritmo, sin dejar aparte el lado dramático de la historia, que se irá potenciando al final de la película, por lo que aunque en ésta segunda parte toma protagonismo la parte de acción, en el conjunto sigue pesando más la trama dramática, la relación entre padre y hermanos, como se puede comprobar en el mismísimo final.
La dirección de Gavin O'Connor me ha gustado bastante, en la parte de las peleas sabe sacar partido a una cámara con mucho movimiento, colocándola siempre cerca del combate para hacerlo más cercano y creíble, y además sabe dotar de un buen ritmo a la parte mas pausada de la historia. Me parece un director interesante, del que sólo había visto la anterior "Cuestión de honor", al que habrá que seguirle la pista.
El reparto me parece también muy acertado, desde un gran Nick Nolte en el papel de padre, hasta los pequeños papeles de secundarios conocidos como Kevin Dunn y Noah Emmerich. Y los protagonistas están estupendos, tanto Tom Hardy como Joel Edgerton, pero me quedo sobre todo con el segundo, al que vimos hace poco en el remake de "La cosa". Ambos actores son físicamente dos bestias, con lo que dan el papel de luchadores perfectamente, pero Joel Edgerton me ha gustado especialmente porque su personaje tiene más matices, tiene otra vida aparte de la lucha, y realiza una muy buena interpretación en ambos casos. Y destacar a Jennifer Morrison, que da vida a la mujer de uno de los hermanos, en un papel no muy lucido pero con cierta importancia.
Y no me gustaría acabar sin destacar la estupenda banda sonora de Mark Isham, un compositor de lo más interesante, capaz de realizar grandes trabajos dentro de un estilo muy reconocible.
En resumen, una película que sorprende porque te hace esperar una cosa y te ofrece mucho más, porque si esperas una película de peleas y de acción, te ofrece grandes combates y algunas peleas espectaculares, pero además te regala una historia de fondo estupenda, conformando un resultado muy notable, porque no es fácil conjugar tan bien dos géneros como éstos, ya lo intentó hace poco "The fighter" pero no llegó al nivel de ésta.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.