11 nov. 2012

Hara-kiri: Muerte de un samurai (2011)


- DIRECTOR: Takashi Miike
- ACTORES: Ebizo Ichikawa, Eita, Koji Yakusho, Hikari Mitsushima, Naoto Takenaka

- CRITICA: Mi relación con el cine oriental es escasa, sobre todo porque lo poco que suelo ver rara vez me acaba gustando, por lo que realmente no conozco demasiado del cine nipón, de hecho la película original que "remakea" Takashi Miike no la he visto.
Me decidí a ver ésta pelicula sin esperar demasiado, sobre todo porque las críticas tampoco eran para tirar cohetes, aunque esperaba que al no conocer la pelicula de la que se hace el remake al menos pudiera gustarme algo más.
El punto de partida me parece interesante, de hecho el comienzo si me gustó bastante, a pesar de que la pelicula es realmente lenta, cosa que ya esperaba. De hecho cuando se descubre la relación entre el personaje que muere al comienzo con el que se presenta a solicitar hacerse el hara-kiri, la pelicula me mantuvo interesado y con interés en la historia.
La parte en la que va desarrollando la historia previa a base de flashbacks se me hace un poco larga y pesada, a pesar del interes inicial por conocer más sobre los personajes, creo que se acaba alargando demasiado, lo que te hace desconectar un poco de la película y perder un poco el interés.
Destacar el magnifico aspecto tecnico de la cinta, con un cuidado envoltorio visual, una preciosa fotografía y escenas con mucha carga de violencia y ese toque lírico tan habitual en éste género.
Los actores están muy bien, sobre todo destacar a Koji Yakusho y Ebizo Ichikawa, aunque en general todos están muy bien, en un reparto no muy amplio en cuanto a protagonismo.
La dirección es magnífica, espectacular en los momentos donde se producen los enfrentamientos.

En resumen, una película formalmente espectacular, con una historia interesante, de ritmo pausado, la cual pierde un poco en su parte central por abusar de la duración de los flashbacks, sin lo que podría haber sido una mejor película. Aun así es interesante y con más virtudes que defectos, y que en general me ha gustado, a pesar de no ser precisamente un fan del cine oriental.

Mi nota: 6,5

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario