20 ene. 2015

Boyhood (Momentos de una vida) (2014)


- DIRECTOR: Richard Linklater
- ACTORES: Ellar Coltrane, Patricia Arquette, Ethan Hawke, Lorelei Linklater, Jordan Howard, Tamara Jolaine, Zoe Graham, Tyler Strother, Evie Thompson, Tess Allen, Megan Devine, Fernando Lara, Elijah Smith

- CRITICA: Richard Linklater es un director poco convencional, sólo hay que echar un ojo a
su filmografía, casi toda la componen películas que potencian el aspecto visual ("A scanner darkly", "Waking life") o bien películas de ritmo pausado, como la trilogía de "Antes del..." o la misma "Boyhood". Es un director poco dado a firmar proyectos comerciales, salvo algún caso como "Escuela de rock".
Reconozco que no he visto todas sus películas, pero las que he visto me suelen parecer buenas películas, con bastante fondo, buenas historias y diálogos interesantes, algo que sin duda lleva al extremo con su último estreno.
La verdad es que el lanzamiento de "Boyhood" me sorprendió porque no estaba al tanto del proyecto, pero tantas críticas tan buenas desde el primer día me llamaron la atención especialmente, sobre todo porque todas remarcaban que era una película única al estar rodada a lo largo de doce años, lo que aportaba gran dosis de realismo a la misma.
La película narra la vida del protagonista, desde los 6 años de edad, a través de una sucesión de escenas en la que se nos muestran momentos importantes que ocurren durante los años en los que se centra el film.
Mason es un niño que vive con su madre y su hermana mayor, cuyo padre los recoge algunos fines de semana para pasarlos con ellos. La madre intenta rehacer su vida y encontrar otra persona con la que convivir, mientras tiene que multiplicarse para llevar adelante a sus dos hijos.
Durante el metraje iremos viendo las diferentes situaciones de los padres del joven protagonistas, y como éstas le afectarán en su formación como persona. Al mismo tiempo se nos muestra como Mason va haciéndose mayor y poco a poco va a ir perdiendo esa inocencia inicial, y como debe ir haciéndose un hueco en la vida.
"Boyhood" es una cinta de desarrollo lento, pausado, llena de diálogos entre los personajes, a pesar de lo que mantiene el interés la mayor parte del metraje, sin aburrirte ni dejar de interesarte. Digo la mayor parte del metraje, porque es cierto que en sus casi tres horas de duración tiene algún momento menos interesante, aunque sin llegar a resultar excesivo.
Es cierto que algunos tramos son más interesantes que otros, lo que acaba dando la sensación de cierta irregularidad en la historia, pero la película tiene un factor que hace que esa sensación se minimice. Me refiero a la sensación de verosimilitud que consigue el director.
Haber rodado la cinta a lo largo de tantos años, hace que el crecimiento y cambio de los personajes sea real, por lo que resultan creíbles al máximo, porque ves con tus propios ojos como ellos cambian físicamente, lo que te provoca una sensación de increíble realismo. A mí es lo que más me ha llenado de esta película, y lo que más grabado se me queda tras su visionado.
No podemos olvidarnos del estupendo trabajo de los actores, sin el que todo lo anterior no conseguiría el efecto buscado, y es que casi todo el reparto está a gran nivel y consiguen hacer creíble el desarrollo de los personajes.
El joven Ellar Coltrane me ha parecido un acierto total del casting, ya que consigue quedar perfecto en el papel desde el inicio hasta el final, y creo que va a ser un interesante actor al que tener en cuenta. La hija del director, Lorelei Linklater, que da vida a Samantham la hermana de Mason, es el punto más flojo en cuanto a los actores importantes, porque va de más a menos intensidad en su interpretación.
También me han encantado tanto Ethan Hawke, que es un actor que siempre me gusta, y una recuperada Patricia Arquette, que llevaba años sin un papel tan interesante. Ambos realizan dos interpretaciones muy ajustadas a los personajes, y junto a Ellar Coltrane mantienen interesantes duelos interpretativos a lo largo de todo el metraje.
Destacar la acertada selección musical que acompaña a la película, temas muy apropiados y perfectamente encajados en la misma. Sobre todo me quedo con la pequeña aparición del tema "Band on the run", de Paul McCartney.
Para resumir, diré que la película me ha parecido una muy buena película, sin llegar a los niveles de obra maestra que tantas veces he leído y oído, pero sí una película notable, que destaca sobre todo por la sencillez de lo que cuenta y la forma en lo que lo hace. Esa sensación de ver pasar el tiempo de verdad para los actores, es una sensación fascinante, y lo que eleva el nivel de la película sin duda alguna.
Tal vez no sea un film adecuado para todo el mundo, pero si te gusta este tipo de cine, de personajes, de diálogos y de ritmo sosegado, no te la pierdas porque sin duda te va a merecer la pena invertir casi tres horas de tu tiempo en ella.

Mi nota: 8,5

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario