9 jun. 2013

El vuelo (2012)


- DIRECTOR: Robert Zemeckis
- ACTORES: Denzel Washington, Kelly Reilly, Don Cheadle, Bruce Greenwood, John Goodman, James Badge Dale, Melissa Leo, Nadine Velázquez, Brian Geraghty, Dane Davenport, Tamara Tunie

- CRITICA: El otrora grandísimo director, responsable de películas imprescindibles como "Regreso al futuro" o "Forrest Gump", o de grandes películas como "Contact" o "Naufrago", vuelve a lo que mejor sabe hacer, el cine de imagen real, y se deja de experimentos extraños y películas mediocres.
Si a ese interés por ver el nuevo trabajo de Robert Zemeckis le añadimos el gran tirón que tiene siempre Denzel Washington, tenemos una película interesante a priori, aunque yo tenía mis dudas sobre ella, a pesar de lo que me interesaba bastante.
La película comienza con una escena en la que vemos al protagonista tras una noche cargada de alcohol, drogas y sexo, algo que por lo que vamos viendo posteriormente, es habitual en la vida del comandante. Esta escena sirve para que veamos el lado oscuro del personaje, el cual irá pasando de héroe a demonio a lo largo de todo el metraje.
A continuación asistimos a la espectacular escena del accidente y todo lo que acontece previamente al mismo, todo rodado de forma magnifica, como suele ser habitual en el cine de Zemeckis, un director cuyo nivel técnico está fuera de toda duda, algo por lo que siempre destacó.
Esta parte de la película es seguramente la más destacada, por su realismo y la forma en la que está rodada, mezclando momentos tensos con otros más emotivos, por ejemplo cuando la azafata rescata al niño, que hace que la escena no se limite únicamente al accidente sin más.
También nos sirve para ver el lado más heroico y plausible del protagonista, el cual actúa de una forma arriesgada pero serena, consiguiendo salvar un gran número de vidas humanas.
Y el resto de la película asistimos a todo el proceso de la investigación sobre el accidente, en el cual se descubre que el comandante del avión accidentado iba borracho y drogado cuando éste ocurrió. Este hecho lo coloca en el punto de mira como culpable del mismo, sin tener en cuenta la heroicidad que supuso su arriesgada maniobra con la que salvó a los pasajeros.
Además se entremezcla la historia de amor que comienza el protagonista con una ex drogadicta, que intentará ayudarlo a vencer su problema de alcoholismo. Es interesante porque permite desarrollar el personaje al que da vida Denzel Washington y que conozcamos más sobre su vida y como ha llegado a convertirse en un alcohólico.
A mí la película me ha gustado en general, porque consigue mantener el interés en todo momento y me gusta cómo está desarrollado el personaje principal, ya que aunque en principio empatizamos con él y su habilidad para salvar vidas, luego vemos como se autodestruye con la bebida y las drogas.
Esta virtud está perfectamente reflejada en un estupendo trabajo de Denzel Washington, un magnífico actor que siempre destaca en sus papeles, sobre todo cuando hace de malo, o aquí en el que nos cae bien pero a la vez nos causa repulsa. Para mí un acierto de casting absoluto.
Por continuar con el reparto, destacaría a Kelly Reilly, una actriz que desconocía pero me ha causado una buena impresión. Aparte de ellas destacan nombres de buenos secundarios como Bruce Greenwood, Don Cheadle o Marissa Leo, además de un John Goodman en un papel de camello bastante divertido.
Por lo demás es una película técnicamente notable, con unos efectos visuales bien utilizados, una banda sonora que acompaña a la perfección y un guion bastante interesante.
Su principal problema, en mi opinión, aparte de sobrarle un poco de metraje, es que la parte final es la más floja de toda la película, lo que le hace perder un poco de nivel y hacerte acabar el visionado pensando que no han sabido cerrar correctamente una película más que correcta.
Me refiero a lo que ocurre en el hotel antes de la vista final de la investigación, esa última visita del personaje de John Goodman... me parece todo un poco forzado y exagerado. Y el final en sí tiene demasiada moralina, creo que un final más duro le hubiese sentado mucho mejor al resultado global.
De todas formas es una película interesante, entretenida y con momentos muy buenos, que no pasará a la historia por ser una maravilla, pero que en conjunto es bastante buena.

Mi nota: 7

Saludos.
Kasko.

2 comentarios:

  1. Yo me esperaba una películas mas superficial, mucha investigación, juicios, y demás rollos de este tipo. Pero no, Robert nos sorprende con un dramón sobre el alcoholismo, la cinta nos presenta una perdona destruida por alcohol y las drogas.
    Rafa, para mi, el personaje esta destruido desde el principio, y sobre empatizar, desde el principio lo veo un hombre destruido que da pena, y que lo que hace es de un criminal, me da igual la gente que pudo salvar. Con respecto al final, veo bien, que se,de esa alegoría de esperanza, es bueno, para un tema del orden día. A mi me ha gustado, Denzel, como siempre. Pero repito, lo del avión es un simple reclamo para adentrarse en el mundo del alcoholismo.
    Saludos bético.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús eres el más rápido comentando, gracias!.
      Claro, el personaje está jodido desde el inicio, la primera escena ya lo demuestra. Y lo de que es un criminal, por supuesto, pero también es un héroe, de ahí el juego que tiene el guión con el personaje, a veces te cae mejor y otras peor, es para mí su punto fuerte. Y Denzel es el actor perfecto para ello, porque es un tipo con el que empatizas, pero luego lo ves bebiendose todo lo que pilla y te hace pensar lo contrario.
      Espero que Zemeckis vuelva al cine de verdad, y se deje de bobadas de motion capture y demás.
      Saludos, boquerón! :D

      Eliminar