20 abr. 2014

Amor (2012)


- DIRECTOR: Michael Haneke
- ACTORES: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, William Shimell, Ramón Agirre, Rita Blanco, Alexandre Tharaud, Laurent Capelluto, Carole Franck, Dinara Drukarova

- CRITICA: Me ha costado decidirme a ver por fin esta película, y es que entre que no soy muy fan del cine de Haneke y que nunca me apetecía ver un dramón de este tipo, iban pasando los meses  y siempre se quedaba en el tintero.
"Amor" no es una película fácil de ver, y no lo digo solo porque tenga un ritmo lento y casi todo su metraje consista en planos de los dos protagonistas, sino porque es un filme duro y que poco a poco va calando en ti hasta dejarte el ánimo por los suelos al acabar de verla.
Como casi todo el mundo sabrá, la historia trata sobre una pareja de ancianos que viven plácidamente en París, hasta que la mujer queda impedida de una parte de su cuerpo y se obligada a ir en silla de ruedas.
La película nos muestra el día a día de la pareja, desayunando, oyendo música, leyendo el periódico... todo lo que hacían habitualmente, pero con la diferencia que la protagonista debe ser ayudada por su marido para casi todo.
Ya digo que tiene un ritmo pausado, con escenas llenas de silencios y pocos diálogos, además de centrarse casi en su totalidad en los dos protagonistas, ya que apenas aparecen personajes secundarios que tengan algún peso en la trama. A pesar de ello, no me aburrió en ningún momento, ya que consigue meterte en la historia y sentirte identificado con los dos personajes principales.
Si no consigues empatizar con los protagonistas o sentirte interesado por su historia, seguramente acabarás aburrido a mitad del metraje, pero si por el contrario te ocurre como a mí, disfrutarás de la película del principio a fin.
Tal vez, por ponerle una pega, su metraje me ha parecido un poco excesivo, ya que creo que sus algo más de dos horas de duración no son necesarias, y una pequeña reducción en el mismo hubiese sido seguramente positivo para el resultado final. Pero bueno, ya digo que no aburre ni se hace pesada.
La parte final es estupenda, porque llegas a ella viendo todo el sufrimiento por el que están pasando los dos ancianos, y de repente hay una escena que me impresionó y me dejó bastante mal cuerpo, por lo que ocurre y como ocurre.
La película es muy buena, con un dirección impecable y un ritmo perfecto para la historia que nos cuenta, pero sin duda lo mejor de todo es el trabajo de Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva, que están soberbios los dos.
Estos dos veteranos actores llevan todo el peso de la película, y ambos están impresionantes, te hacen sentir el sufrimiento de sus personajes con un realismo sobrecogedor.
Desde luego os recomiendo sin duda que os animéis a verla si aún no lo habéis hecho, ya que te hace pensar sobre lo que significa amar a otra persona, con la que has convivido toda la vida y por la que debes sacrificarte para que siga teniendo motivos para vivir. Es de esas películas que acabas de verla y te causan gran tristeza y se mantienen viva en tu cabeza durante algunos días después.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario