27 abr. 2014

De óxido y hueso (2012)


- DIRECTOR: Jacques Audiard
- ACTORES: Marion Cotillard, Matthias Schoenaerts, Céline Sallette, Bouli Lanners, Alex Martin, Corinne Masiero, Tibo Vandenborre

- CRITICA: Esta es otra de esas películas que no vi en su momento y tenía pendiente para ver, pero entre una cosa y otra nunca me ponía con ella. En este caso tenía muchas expectativas debido a las buenas críticas que había cosechado.
Se trata de un drama con toques románticos, en la que dos personajes en principio muy diferentes, se ven unidos por las tragedias que han sufrido recientemente en sus vidas, y que les hacen personajes vulnerables y en busca de volver a sentirse vivos.
Del cine de Jacques Audiard sólo conocía hasta ahora su anterior trabajo, "Un profeta", una película muy interesante pero que tras un comienzo bastante bueno, iba de más a menos, algo que tiene en común con "De óxido y hueso".
El inicio de la película, que sirve como presentación de los personajes, y a la vez de los sucesos que les llevan a que se crucen sus vidas, es bastante interesante, ya que nos muestra a dos protagonistas que nada tienen que ver en principio y con vidas diferentes en un inicio.
Esta primera mitad es bastante dramática, vemos como Stephanie sufre un accidente que la deja sin piernas, mientras que Alí se encuentra con tener que encargarse de su hijo de 5 años, sin tener ni casa ni dinero. La protagonista pierde todo lo que tenía en la vida, y deja de querer vivir, mientras que él se ve obligado a vivir con su hermana y buscar trabajo para poder sobrevivir.
Cuando ambos se conocen, comienzan una relación que les hará cambiar sus vidas, sobre todo a ella, que volverá a sentirse bien consigo misma a pesar de todo.
El problema principal de la película, es que su segunda mitad no consigue mantener el buen nivel inicial y acaba derivando en una película mucho más aburrida y menos interesante, en la que prima más la historia de las peleas del protagonista.
Todo ese tramo no me ha convencido, de hecho hace que la película no me haya parecido al final más que una película interesante que va de más a menos, pero poco más.
Es verdad que el tramo final recupera durante unos minutos un buen nivel, con la escena del hielo, pero poco más. Y sobre el final de la película, decir que me parece bastante flojo y decepcionante, un cierre que no me ha convencido.
Los aspectos más destacables en "De óxido y hueso" son varios: el trabajo de los actores, la banda sonora y los efectos visuales.
En cuanto a los actores, la pareja protagonista está formidable, con una guapísima Marion Cotillard en un gran trabajo dramático y un sorprendente Matthias Schoenaerts, que consigue dar vida a un personaje tosco y arisco pero a la vez con sentimientos.
La banda sonora me ha gustado bastante, como suele ser habitual en los trabajos de Alexandre Desplat, uno de los grandes compositores de la actualidad.
Y sobre los efectos especiales que he comentado, me refiero a las escenas en las que vemos a Marion Cotillard sin piernas, están tan bien hechas que es realmente sorprendente, sobre todo en las escenas de la playa.
En resumen, una película que me ha decepcionado al esperar muchísimo de ella, y sobre todo porque su primera parte me pareció bastante buena, pero no mantiene el nivel en su segundo tramo de metraje, por lo que el resultado final es una película correcta, notable en cuanto a sus actores, pero sin más.

Mi nota: 6

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario