15 abr. 2012

Un dios salvaje (2011)






- DIRECTOR: Roman Polanski
- ACTORES: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz, John C. Reilly

- CRITICA: Estamos ante la adaptación cinematográfica de una obra teatral en la que dos matrimonios se reunen para hablar sobre una pelea que han tenido sus dos hijos, una reunión que comienza siendo educada y de lo más correcta, pero que poco a poco se irá convirtiendo en una guerra dialéctica (y no tan dialéctica).
Es una comedia negra con unos diálogos tan delirantes que me han hecho recordar al mejor Woody Allen, porque además no hay un momento de respiro en sus escasos 75 minutos de duración, como en las mejores obras del genio de Brooklyn.
Si que es verdad que al desarrollarse casi en su totalidad dentro del salón de una de las parejas puede resultar un poco cansina en ese aspecto, aunque creo que eso lo suple con la tensión que va creciendo poco a poco, te vas dando cuenta que aquello no puede acabar muy bien.
El principio resulta un poco soso y para mi es lo peor de todo el metraje, la parte en la que todo es civilizado entre los cuatro personajes, pero cuando éstos empiezan a soltarse y a decir las cosas tal y como las piensan sin tener en cuenta al resto, la película mejora minuto a minuto. Yo la he visto con una sonrisa en todo momento, lo cual no es nada habitual. Además consigue arrancarte alguna risa que otra con alguna de las situaciones que se producen.
Y todo ésto lo consigue Polanski gracias al estupendo reparto, un casting perfecto, en el que todos los actores están sobresalientes. Tal vez ellas destaquen más porque sus personajes son los más "activos" en la parte final, pero ellos no les van a la zaga.
Jodie Foster está genial, y su personaje es el que sufre el mayor cambio desde el inicio hasta el final, pasando de ser una perfecta anfitriona a una desquiciada esposa.
Kate Winslet también va de menos a más, siendo además la protagonista de la escena más famosa de la película, la de la vomitona que suelta durante la reunión, que consigue resultar hasta graciosa.
Christoph Waltz está estupendo, muy comedido y muy tocapelotas a la vez, del cual te esperas que estalle en cualquier momento.
Y por último tenemos a John C. Reilly, un actor que siempre me pareció un buen actor, y que aquí es una elección perfecta para el tipo de personaje que realiza, un aparentemente simpático y bonachón anfitrión, pero que ves como puede estallar en cualquier momento.
En resumen, una divertida comedia de las que te hacen reir sin necesidad de recurrir a las típicas tontadas ni al lenguaje soez, sino que tira de un guión que parte de una situación de lo más pacífica para ir subiendo la intensidad a base de buenos diálogos y unos personajes interpretados perfectamente. Eso si, no es una película apta para todo el mundo, seguramente quien la vea acabe pensando que es muy buena o una basura, es de las que no suelen tener término medio. Yo os la recomiendo.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

http://www.filmaffinity.com/es/film262930.html
http://www.imdb.com/title/tt1692486/combined

No hay comentarios:

Publicar un comentario