3 abr. 2013

Golpe de efecto (2012)


- DIRECTOR: Robert Lorenz
- ACTORES: Clint Eastwood, Amy Adams, Justin Timberlake, John Goodman, Matthew Lillard, Robert Patrick, Chelcie Ross, Bob Gunton, Scott Eastwood, Ricky Muse

- CRITICA: Si no llega a ser por la presencia de Clint Eastwood, la película seguramente hubiese pasado aún más desapercibida, si cabe. Pero claro, volver a ver al bueno de Eastwood actuando tras haber dicho que se retiraba como actor, pues tenía su punto de interés.
El debut en la dirección del que ha sido su productor y ayudante de dirección habitual en varias películas, ha hecho que retomara su carrera como actor, en una película menor dentro de lo que es una producción norteamericana.
Es un drama con el mundo del beisbol como trasfondo, lo que seguramente le haya restado interés aquí en nuestro país, porque es un deporte apenas conocido. Es más, yo si no llega a aparecer Clint Eastwood, no la hubiese visto. Me ha influido además la muy buena sensación que me produjo la reciente "Moneyball", que trataba también sobre el mundo de este deporte.
Mi primera impresión al comenzar a verla es que ya había visto esta historia muchas veces, el padre y la hija que se han separado y apenas tienen trato... el padre viejo y bastante desagradable... la joven insatisfecha con su vida como abogada... en fin, que no sonaba nada novedoso. Y encima un joven atractivo aparece por ahí y se enamora de la hija...
Pues sí, es una historia que suena a ya vista, sin embargo, me ha parecido muy bien desarrollada y con un reparto muy competente, que hacen de "Golpe de efecto" una película con pocas pretensiones pero que acaba siendo más agradable e interesante que muchas otras con más pretensiones.
Consigue mezclar un drama familiar con toques románticos y mucho de beisbol, sin abusar de ninguna de ellas y manteniendo un equilibrio muy acertado entre todas ellas, que para mí es su mayor acierto, ya que no aburre en las partes centradas en el deporte y las usa como hilo conductor de la relación de los personajes.
A mí me ha gustado de inicio a fin, mejorando sobre todo en su segunda mitad, cuando los personajes toman mayor protagonismo y dejan aflorar sus sentimientos, sin que la parte centrada puramente en el beisbol me haya supuesto un problema, todo lo contrario, ya que creo que está muy bien dosificado.
La dirección me ha parecido destacable al tratarse de un director novel, que sin destacar por su técnica o por otras virtudes, si que ha conseguido un conjunto muy equilibrado.
Destacar la bonita fotografía de Tom Stern, que ha trabajado en muchas películas con Clint Eastwood y en otras como "Los juegos del hambre".
Y la banda sonora también me ha parecido digna de ser reseñada, acompañando perfectamente con su presencia en los momentos más destacados. No suele ser uno de mis compositores favoritos, pero aquí Marco Beltrami me ha convencido.
Y pasando al aspecto más destacable del film, el reparto, hay que destacar a todo el reparto casi al completo, lo cual es de agradecer.
Clint Eastwood con su sola presencia ya llena la pantalla cuando aparece, y hace mejor que nadie de viejo gruñón, sin necesidad de hacer su mejor interpretación, está perfecto en este papel. Destacar la escena en la que narra a su hija lo ocurrido hace años, donde está magnifico.
Justin Timberlake siempre me pareció el típico cantante que aprovecha su fama y atractivo para hacer de actor, pero lleva algunas películas en las que me ha parecido un actor decente, incluso en "Golpe de efecto" tengo que reconocer que me ha gustado bastante.
De los secundarios destacar a un estupendo John Goodman, que lleva unos años de gran actividad, y que cada vez me parece mejor actor, con muchos más registros que antes, en los que se limitaba a hacer de tipo gracioso.Y dejo para el final a Amy Adams, una actriz que nunca me había llamado la atención y que aquí me ha parecido lo mejor de la película, ya no solo por su nivel interpretativo sino por la química que demuestra en pantalla con el gran Eastwood.
Por ir acabando, es de esas películas que suelen pasar desapercibidas, sin mucho éxito comercial o de crítica, pero que siempre se agradece ver dentro de tanta comercialidad y pretenciosidad que hay en el cine actual. Se ve perfectamente y te deja con un muy buen sabor de boca, que ya es más de lo que habitualmente encontramos hoy en día.
Yo la recomiendo, sobre todo a quién le guste disfrutar de un drama familiar que no llega a ser demasiado intenso, que combina muy bien con los otros géneros que incorpora en la historia, conformando una bonita película muy agradable de ver.


Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario