28 feb. 2010

Critica Cine: Cadena perpetua (1994)

- Director: Frank Darabont
- Actores: Tim Robbins, Morgan Freeman, Bob Gunton, James Whitmore, Gil Bellows, William Sandler, Mark Roslton, Clancy Brown

- Oscars: Nominada a mejor película, actor (Morgan Freeman), guión adaptado, fotografía, montaje, sonido y banda sonora (Thomas Newman)
- Globos de Oro: Nominada a mejor actor drama (Morgan Freeman) y guión

- Sinopsis: Basada en un relato corto de Stephen King, cuenta como Andrew, acusado de matar a su mujer y su amante, es condenado a dos cadenas perpetuas. Una vez en prisión consigue ganarse la confianza de los presos, sobre todo de Red, quien se encarga del comercio dentro de la prisión, y del director de la cárcel, quien utilizara sus conocimientos en finanzas para sus trapicheos.

- Critica: La había visto un par de veces hacia años, siempre me pareció una buena película, pero nunca la obra maestra que era considerada por la mayoría. Solo hay que ver que en la biblia del cine en internet (imdb.com) esta votada como la mejor película, con casi medio millón de votantes.
Pues hoy he vuelto a verla después de años y años, y la verdad, me ha parecido una maravillosa película, un peliculon en toda regla.
La historia puede no ser muy original en principio, pero el director no necesita nada mas para realizar una verdadera joya en todos los aspectos.
Una muy buena dirección y el magnifico uso de la voz en off aportan a la película un desarrollo sin altibajos, manteniendo un alto nivel de cine de calidad durante todo el metraje, hasta llegar a un final fantástico.
Buenisimo el trabajo del casting de actores, con un Tim Robbins sobrio y creando un personaje en apariencia frágil y resignado, pero listo y calculador en el fondo. Y Morgan Freeman, magnifico interpretando al amigo en el que se apoyara el protagonista para poco a poco conseguir lo que se propone, en un papel de los mejores de su carrera, haciéndonos sentirnos empatía por el. Los secundarios están todos muy bien, desde el alcaide hasta el jefe de celadores, todos muy creíbles.
Y la banda sonora, una preciosidad de ese gran compositor que es Thomas Newman, que realiza aquí un score maravilloso, que dota a las escenas de una mayor sensibilidad, y que además es un gustazo oír como disco aparte de la película.
Lo mejor de la película, tal vez sea el final, sorprendente y merecidamente feliz, aunque hay otras escenas magnificas, como cuando el bibliotecario queda libre y lo que ocurre después... o cuando el alcaide mata al preso que cuenta la verdad a Andrew... o cuando los presos se toman la cerveza que les consigue el protagonista... o cuando la primera noche en la cárcel matan a un preso...
Realmente no se le puede sacar nada malo a la película, porque no aburre nunca ni se hace lenta ni hay nada que le sobra...
Lastima que ese año se cruzara con Forrest Gump y Pulp Fiction y se fuera de vacio en la gala de los Oscars, aunque no los necesita para ser una maravillosa película.
Si aun hay alguien que no la haya visto, ya tarda en ponerse con ella... no os la perdáis.

Mi nota: 9,5

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario