9 ene. 2011

Crítica cine: Karate kid (1984)

- Director: John G. Avildsen
- Actores: Ralph Macchio, Pat Morita, Elisabeth Shue, William Zabka, Randee Heller, Martin Kove, Ron Thomas

- Oscars: Nominada a mejor actor de reparto (Pat Morita)
- Globos de Oro: Nominada a mejor actor de reparto (Pat Morita)

- Sinopsis: Daniel es un joven que se muda con su madre a Los Ángeles y se convierte en el blanco de los ataques de un grupo de jóvenes del instituto, que además son alumnos de una escuela de karate, cuando comienza a salir con la ex novia del cabecilla de éstos. Daniel se hace amigo de Miyagi, que le enseñara karate para defenderse.

- Critica: Siguiendo con mi costumbre de entremezclar películas mas recientes con revisionados de otras mas antiguas, me decidí el otro día a volver a ver todo un clásico para mi generación, ahora que se ha remakeado recientemente.
Volver a ver estas películas normalmente llevan a un desencanto total por las mismas, ya que se suelen recordar de forma magnífica y luego son mucho peores. Sin embargo en el caso de Karate Kid, me sigue pareciendo una película con su encanto, vale que es un poco chorra, pero creo que sigue estando bien para echar un buen rato y recordar cuando la viste por primera vez.
La historia es poco original, aunque la verdad es que creo que cuando se estrenó no debía ser un tema muy recurrente aún, así que se le perdona ese detalle.
A mi me ha entretenido y me ha parecido que ofrece lo que se espera de ella sin mas, pasar un buen rato y acabar con un final feliz. Pensaba que vista tantos años después no habría resistido tan bien el paso del tiempo.
Destacar la interpretación de Pat Morita, en uno de esos personajes que son todo un clásico en esto del mundo del cine, conocido por todo el mundo. Da vida a Miyagi dotándolo de gran humanidad y sentido del humor. Y su frase de "dar cera, pulir cera" es ya mítica. Es de lo mejorcito de la película. Ralph Macchio da bien el tipo de pardillo, la verdad, incluso al final vestido de karateka y ganando combates lo sigue pareciendo...
En resumen, un clásico de los 80, un clásico para la gente de mi generación o cercana, que se sigue dejando ver y además con buen regusto tras su visionado.

Mi nota: 7,25

Saludos.
Kasko.

1 comentario: