4 abr. 2010

Critica de cine: El baile de la Victoria (2009)

- Director: Fernando Trueba
- Actores: Ricardo Darín, Abel Ayala, Ariadna Gil, Miranda Bodenhofer, Julio Jung, Mario Guerra, Mariana Loyola

- Sinopsis: Adaptación de la exitosa novela de Antonio Skármeta, ambientada en Chile, donde con la llegada de la democracia se decreta una amnístia para todos los presos sin delitos de sangre. Abel, un joven que sale de la cárcel, planea un importante robo, y quiere convencer a Nicolás, un famoso ladrón para que lo ayude. Además conocerá a Victoria, de la que se enamorara e intentará ayudar para que se haga famosa bailando, la forma que tiene de expresarse, ya que parece ser que es muda.

- Critica: La verdad es que no he leído el libro ni sabia exactamente de que trataba la historia, así que la he visto casi sin saber que esperar de la misma, aunque las malas criticas si que me prevenian de esperar nada espectacular.
Estamos ante una película con una buena historia, bien dirigida, mejor interpretada y técnicamente impecable, pero a la que le falta transmitir alguna emoción, le falta esa intensidad que te meta de lleno en la historia.
La presentación de los personajes creo que es insuficiente para que puedas identificarte con ellos, lo cual lastra la película desde el principio, al menos para mi. Mas que nada porque cuando se cruzan los dos ex-presidiarios y comienza su historia juntos, todo parece que ha ocurrido casualmente y no de forma premeditada como cuenta uno de ellos.
Luego si es verdad que a medida que transcurre la historia se va completando la información del pasado de ambos, pero tampoco consigue llenarme en ese aspecto.
Además todo transcurre de forma un poco increíble, la verdad, sin llegar a hacer creíble lo que estas viendo.
Solo al final consigue engancharte un poco y sentir algo por los personajes y por como acaba la historia, pero tan al final que no es suficiente.
Por lo demás la película es mas que correcta, desde la dirección de Fernando Trueba hasta las interpretaciones. Destacar al siempre magnifico Ricardo Darín y al sorprendentemente natural Abel Ayala.
En resumen, una película a la que le falta hacerte sentir algo por lo que estas viendo, hacerte participe de la historia, si lo consiguiera seria una gran película.

Mi nota: 6

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario