14 abr. 2010

Critica de cine: Pitch black (2000)

- Director: David Twohy
- Actores: Vin Diesel, Radha Mitchell, Cole Hauser, Keith David, Ric Anderson

- Sinopsis: Un carguero espacial sufre una avería durante un vuelo y se estrella en un extraño planeta. Parte de la carga que transporta es un peligroso asesino, Riddick, que consigue escapar tras el accidente. El resto de tripulantes intentan encontrarlo temiendo que vuelva para asesinarlos. Pronto descubrirán que esa sera la menor de sus preocupaciones

- Critica: Aún recordaba la sensación que me dejó verla de estreno en cine, de bodrio absoluto, por darle una segunda oportunidad y porque quería ver su segunda parte, decidí volver a verla de nuevo.
A pesar de que no es demasiado original en su historia ni en su desarrollo, creo que se podría haber conseguido una película mejor en general.
No comienza mal, con el aterrizaje forzoso y el descubrimiento del extraño planeta, es la parte mas interesante, principalmente por el tema visual. Luego poco a poco se va desarrollando llena de tópicos de este genero y con unos bichejos que no son gran cosa.
El suspense inicial que crea el hecho de que el planeta se oscurezca tras el eclipse de sus tres soles, dura poco tiempo, no consigue crearte sensación de tensión en ningún momento. Las escenas donde atacan los bichos son bastante poco creíbles, con unas linternas y rodeados de miles de bichos consiguen escapar corriendo por un espacio abierto... de risa.
Destacar el gran rollazo que supone la historia de Riddick y sus ojos "fantásticos", el tipo los consiguió por 20 cigarrillos en la cárcel... guauuu!!. Y que casualidad que van a estrellarse en un planeta que casualmente cada muchos años se queda a oscuras...
Los efectos, pues no están mal viendo que la película no tenía demasiado presupuesto, y todo el tema de la ambientación pues es destacable.
En resumen, película con algún momento entretenido, pero que en general es floja. Lo mejor, su ambientación en el espacio.

Mi nota: 5

Saludos.
Kasko.

2 comentarios:

  1. si por 20 cigarrillos le pusieron otros ojos, ya le podrían haber puesto otra cara por un paquete más.

    ResponderEliminar