25 jul. 2012

Grupo 7 (2012)


- DIRECTOR: Alberto Rodriguez
- ACTORES: Mario Casas, Antonio de la Torre, Joaquín Núñez, José Manuel Poga, Inma Cuesta, Julián Villagrán, Estefanía de los Santos, Alfonso Sánchez, Alberto López, Lucía Guerrero, Diana Lázaro

- CRITICA: Como buen aficionado a los thrillers en general y los policíacos en particular, ya me sentía interesado por ésta película, si además se le añade el extra de estar rodada en mi ciudad, aún más, y por último si tiene tan buenas críticas... tenía muchas ganas de verla, además de muchas espectativas, lo cual no suele ser nada bueno.
El punto de partida no es muy original, es cierto, pero el director consigue montar una estupenda película a partir de una historia que ya hemos visto en otras ocasiones, aunque ésta vez cambia la típica ciudad americana por una Sevilla pre-Expo 92, la cual el grupo de policías protagonistas intenta limpiar de droga antes de tan importante evento.
Al estar centrada en personajes y en una ciudad mas cercanos a nosotros, la película gana en credibilidad y realismo, porque no es lo mismo ver a Richard Gere por las calles de Nueva York persiguiendo a un yonki que a Antonio de la Torre corriendo por el extrarradio de Sevilla tras un yonki de aquí, quieras que no todo se hace mucho más cercano.
Aparte de eso, el director consigue crear unos personajes dispares entre si pero que conforman un grupo capaz de cualquier cosa con tal de conseguir el éxito en su trabajo, además consigue mostrar con presición la delgada línea que los separa por igual del abuso policial como de ser unos héroes, el espectador a veces no sabe si posicionarse a favor de ellos o su contra, y es algo que creo que el director consigue de forma magnífica, recordándome a esa obra maestra de las series de TV que es "The Shield".
Y la atmósfera que rodea a la historia está estupendamente conseguida, se masca la tensión en todo momento, ya sea entre algunos de los policías o bien cuando realizan alguna misión, lo que ayuda a que mantenga siempre el interés y su visionado sea bastante rápido, gracias también a su ajustado metraje de hora y media aproximada.
Por ultimo, los actores, lo que hace que todo ese buen trabajo de guión, de dirección y ambientación se vea redondeado por un elenco de buenos actores. Digo buenos porque a pesar de que casi todos están estupendos, Mario Casas baja el nivel general.
Antonio de la Torre está simplemente soberbio, dando vida a un policía aparentemente callado pero que abusa de la brutalidad sin pensarselo, posiblemente en su mejor trabajo. Tanto Joaquín Nuñez como José Manuel Poga me han gustado bastante, en sus respectivos papeles. Y completa el grupo ese actor de tanto éxito entre las féminas pero que cada vez que lo veo me cuesta más tomármelo como un actor de verdad, hablo de Mario Casas, el que creo que tiene la expresividad de huevo duro, aparte de no vocalizar.
De los secundarios me quedo con una estupenda Estefanía de los Santos (La Caoba) y Julián Villagrán (Joaquín). Y grata sorpresa la presencia de Alfonso Sánchez, actor conocido por la reciente "El mundo es nuestro", la cual dirige y protagoniza, y digo que es una sorpresa porque siempre lo había visto hacer comedia, y aquí tiene una importante presencia como malo de turno. Y también tiene un pequeño papel Alberto López, compañero habitual del anterior en sus cortos y en "El mundo es nuestro".
Y mención aparte la presencia de la guapísima Inma Cuesta, que tiene un papel sin mucho recorrido pero de cierta importancia, aparte que su presencia se agradece y da más caché a la película.
Tal vez lo peor que tiene sea la historia paralela del personaje de Antonio de la Torre, es el único tramo que veo que no mantiene la regularidad que tiene el resto del metraje, pero bueno, lo comento solo por sacarle un "pero".
Y por destacar alguna escena o algún momento, me quedo con la parte final, cuando acorralan al grupo y su posterior venganza, son sencillamente un par de escenas bestiales, de gran calidad e intensidad.
En resumen, estupenda película, intensa como pocas y desde luego una sorpresa dentro del cine nacional, ya que no es un género que se prodigue mucho por aquí. Si en lugar de Mario Casas hubiera habido otro actor medianamente decente, tal vez hubiese ganado algo más de nivel, pero aun así es de obligado visionado a todo el que le guste el buen cine y en concreto el cine español.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

2 comentarios: