8 jul. 2012

Desmontando a Harry (1997)


- DIRECTOR: Woody Allen
- ACTORES: Woody Allen, Elisabeth Shue, Robin Williams, Demi Moore, Judy Davis, Kirstie Alley, Amy Irving, Billy Crystal, Julia-Louis Dreyfus, Tobey Maguire, Hazelle Goodman, Mariel Hemingway, Julie Kavner, Stanley Tucci

- CRITICA: Como ya comenté en una entrada anterior, éste periodo de los años 90 me parece el mejor de la carrera de Woody Allen, ya que enlaza varias películas de gran nivel. En concreto ésta seguramente sea mi favorita de todas su filmografía.
Narra la historia de Harry Block, un escritor que se encuentra solo tras haber utilizado a sus ex parejas y a sus familiares y amigos para escribir sus novelas, lo que ha hecho que todos acaben dándole la espalda. Cuando recibe la noticia de que su universidad le va a hacer un homenaje, comienza a buscar quien le acompañe, lo que hace que vaya reencontradose con sus antiguas parejas y amigos y recordar las historias que escribió basándose en ellos.
Para mi es uno de los mejores guiones de Allen, tanto por la cantidad de personajes y situaciones divertidas y originales que crea, además consigue llevarlo a la pantalla de forma magnifica, con un ritmo que no decae y haciendo una película divertida de principio a fin.
Además el reparto, como suele ser habitual es estupendo, encabezado por un gran Woody Allen como protagonista, en una estupenda actuación. Además está acompañado por actores que en ese momento eran muy conocidos, como Robin Williams, Billy Crystal, Demi Moore o Elisabeth Shue, además de otros actores tan buenos como Stanley Tucci, Judy Davis o Kirstie Alley, además de un jovencísimo Tobey Maguire.
Tiene una de las mejores escenas que yo recuerdo, una de las que más me hacen reir, que es cuando Harry Block baja al Infierno, es una escena que comienza con el protagonista bajando en ascensor mientras una voz va indicando la planta en la que se encuentra y quien se encuentra en ella... para troncharse. Cuando llega al Infierno suena el tema "Sing, sing, sing" de Benny Goodman mientras se cruza con diablos y con pecadores.
Pero tiene otras muchas escenas destacables, cuando el joven al que da vida Tobey Maguire se hace pasar por un amigo para quedar con una prostituta y aparece la muerte... o en la que Robin Williams es un actor que está desenfocado...
Es una película que he visto infinidad de veces y siempre me sigue sorprendiendo por su capacidad para hacerme reir. La recomiendo a todo el que quiera pasárselo en grande con una comedia inteligente, sobre todo a los fans de Allen. Si no la habéis visto, ya tardáis!.

Mi nota: 9

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario