28 feb. 2011

Crítica cine: 127 Horas (2010)


- DIRECTOR: Danny Boyle
- ACTORES: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Clemence Poesy, Treat Williams, Kate Burton

- OSCARS: Nominada a mejor película, actor (James Franco), montaje, banda sonora, canción original y guión adaptado
- GLOBOS DE ORO: Nominada a mejor actor drama (James Franco), banda sonora y mejor guión para película

- SINOPSIS: Narra la historia real que le ocurrió a Aron Ralston, un joven aventurero aficionado al montañismo, el cual durante un descenso por unos cañones cayó y quedo atrapado e inmovilizado durante varios días.

- CRITICA: Película que a pesar de saberse el final, de transcurrir casi en su totalidad en el mismo escenario y con un solo actor, y de a priori no ser demasiado entretenida, su director consigue ofrecernos una película de gran fuerza visual, que te atrapa junto con el personaje y te hace vivir con él de forma intensa una situación de desaparición total, para finalmente acabar siendo un canto a la vida y a la libertad.
Visualmente Danny Boyle usa un montaje adrenalínico y alocado, con estilo de videoclip en algunos momentos, en otros usando imágenes captadas por la videocámara casera del protagonista durante su excursión.
Tras mostrarnos al personaje en su viaje alocado y su temporal compañía femenina, llega el momento del accidente y en el que la película se convierte en un continuo "tour de force" del protagonista en su intento de liberarse y poder escapar.
Toda esta parte de la película consigue meternos de pleno en el agobio que siente el protagonista, a través de mostrarnos sus desesperados intentos por liberarse, o mostrándonos como se va quedando sin agua. Pero para que no se convierta en una parte aburrida y monótona, Boyle usa algunos recursos como cuando el protagonista recuerda haber dejado una botella de bebida isotónica en su coche y la cámara viaja hacia el mismo, o con algún flashback sobre algún recuerdo del personaje.
Destacable la actuación de James Franco, un actor que siempre me ha parecido dotado para esto de la interpretación, pero que hasta esta película no ha dado lo mejor de si, en un difícil papel del que sale bien parado y con grandes criticas.
Y destacar la dureza y el realismo de la parte final, cuando el protagonista decide hacer lo necesario para poder liberarse y poder escapar. Es una escena realmente dura y que incluso te hace apartar la vista de la pantalla en algún momento, cosa que no me suele ocurrir nunca, pero esta vez si.
Ya el final de la película me parece acertadísimo, mostrándonos al personaje real continuando con el tipo de vida al que estaba acostumbrado llevar, alegrándose de seguir vivo y celebrándolo.
En resumen, muy buena película que merece la pena ver, con momentos estupendos, que no aburre y original en su desarrollo y dirección. Eso si, la parte final no es apta para gente sensible, puede llegar a ser muy desagradable.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario