19 feb. 2011

Crítica cine: Muerte de un ciclista (1955)


- DIRECTOR: Juan Antonio Bardem
- ACTORES: Alberto Closas, Lucía Bosé, Bruna Carrá, Carlos Casaravilla, Otello Toso, Alicia Romay, Manuel Alexandre

- SINOPSIS: Un profesor universitario y su amante atropellan a un ciclista por accidente. Para evitar que descubran su relación deciden abandonar al ciclista atropellado y huir. A partir de ahí vivirán con la presión de ser descubiertos.

- CRITICA: Llevaba mucho tiempo queriendo ver esta película, sobre todo por sus excelentes criticas y su interesante argumento y critica social.
La película comienza sin perder tiempo, con el accidente y mostrándonos como la pareja abandonan a su suerte al ciclista que han atropellado, para luego hacernos ver que su relación es adúltera y por eso intentaban ocultarla.
A partir de ahí la película mezcla el suspense de la obsesión de la pareja por descubrir si uno de los personajes que aparecen después sabe algo del accidente, y además mete en la trama una historia paralela del profesor con una de sus alumnas.
Todo lo que se refiere al suspense es lo mejor de la película, recordando un poco al maestro Hitchcok y su forma de generar intriga. La tensión que viven los personajes en todo momento mantienen el interés durante toda la película.
Lastima que para mi gusto la historia de la alumna lastra un poco la película cuando toma protagonismo, aunque cuando esa trama secundaria llega a su fin vemos la importancia que tiene en el mismísimo final de la película, en la decisión que toma el maestro respecto al atropello.
Destacar las magnificas interpretaciones tanto de los protagonistas como los secundarios, destacando Alberto Closas como personaje más importante y sobre el que gira casi toda la historia.
La dirección sobria y sin florituras, consigue crear un clima de miedo y opresión magnifico, destacando la escena incial en la que sin mostrarnos al ciclista consigue reflejar la tensión y las dudas de la pareja que lo atropella.
Y para acabar tiene un final para mi estupendo, a pesar de que he leído que es moralizante y que obligaron al director a meterlo. Todo lo que ocurre al final, las dudas de la protagonista, su acción posterior y lo que le ocurre luego, me ha parecido un final perfecto y sobre todo sorprendente.
En resumen, una estupenda película que merece la pena ver, con muchas virtudes y que sorprende sobre todo por estar rodada en 1955.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario