31 dic. 2011

Crítica Cine: Crazy, stupid, love (2011)


- DIRECTOR: Glenn Ficarra, John Requa
- ACTORES: Steve Carell, Ryan Gosling, Julianne Moore, Emma Stone, Analeigh Tipton, Marisa Tomei, Kevin Bacon, Jonah Bobo, Joey King, Crystal Reed

- SINOPSIS: La vida de Cal (Steve Carell) cambia totalmente cuando su esposa le pide el divorcio y le confiesa que le ha sido infiel. En ese momento conoce a Jacob (Ryan Gosling), un joven que intentará hacer de élun nuevo hombre que sólo piense en conquistar una mujer tras otra.

- CRITICA: Ésta película se podría definir como una comedia dramática y romántica, porque mezcla los tres géneros casi a partes iguales. Afortunadamente no es la típica comedieta pretendidamente romántica tan abundante en los últimos tiempos, sin que ésta parte de un guión bastante sólido y con unos personajes mucho más trabajados y bien definidos.
Su mayor virtud es que consigue entremezclar perfectamente las historias cruzadas de todos los protagonistas y que además cada personaje está bien desarrollado, no se quedan en la primera impresión que tenemos de ellos, vemos como tras la apariencia de cada uno hay mucho más.
Y el mayor problema que le veo a la película, es su excesivo metraje, sus casi dos horas creo que alargan demasiado la historia, a pesar de sus múltiples historias y personajes, pero acaba creando cierta irregularidad narrativa que lastra un poco el resultado final.
Lo que sin duda es inmejorable es el casting de todos los actores con cierto peso en la historia, que son para resumir los seis que aparecen en el poster cinematográfico.
Mi total repulsión hacia Steve Carell se ha visto suavizada tras ver su buen hacer en su interpretación del personaje principal de la película, está comedido y hace creíble a su personaje. La gran Julianne Moore está como siempre, sin ser una de sus mejores interpretaciones pero es una actriz que nunca se le puede decir nada negativo, para mi es una de mis actrices favoritas, por su versatilidad y su profesionalidad. Destacar a la últimamente muy prolífica Marisa Tomei, una actriz que con la edad ha ganado en solvencia interpretativa y en atractivo. También agradable la presencia de uno de esos actores que siempre he pensado que están infravalorados, como es Kevin Bacon, en un papel algo menor pero simpático. La joven Emma Stone tal vez sea la que menos destaque de todos, pero no desentona. Y dejo para el final al que considero el mejor de todo el reparto, Ryan Gosling, uno de los actores más prometedores de la actualidad, que además tiene aquí un personaje de calidad con el que realizar una estupenda interpretación.
En resumen, una película en general notable, con un gran reparto y un buen guión, a la que le falta un poco más de regularidad en su desarrollo y mayor chispa en la parte final para haberse convertido en una película que habría sido de lo mejor del año. De todas formas os la recomiendo porque os hará pasar un buen rato y no aburre para nada.

Mi nota: 7

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario