20 may. 2012

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2011)



- DIRECTOR: David Fincher
- ACTORES: Daniel Craig, Rooney Mara, Christopher Plummer, Stellan Skarsgard, Robin Wright Penn, Steven Berkoff, Yorick van Wageningen, Goran Visnjic, Geraldine James, Joely Richardson, Embeth Davidtz, Alan Dale

- CRITICA: Tras haber visto la adaptación sueca de la primera de las novelas de la famosa trilogía de Stieg Larsson y haberme parecido un estupendo thriller, me daba un poco de pereza de ver la versión que podría haber realizado el que hasta hace unos años fue uno de mis directores favoritos, David Fincher.
La verdad es que tras verla se puede decir que mantiene el mismo nivel de película notable, a pesar de algún cambio realizado por Fincher en la trama y en el personaje de Lisbeth Salander. Como era de esperar en una producción de Hollywood, ésta versión tiene mayor calidad técnica y un mayor empaque en general, ya que la versión sueca tenía cierto aire de telefilm.
David Fincher sabe dotar a la película de una factura y un ritmo muy bueno, basandose en un sólido guión que da pie a un estupendo thriller lleno de intriga y el cual sabe desarrollar magnificamente para que no se pierda el interés hasta la resolución del misterio, a lo que ayuda la gran cantidad de personajes relacionados que potencian el suspense en general y aumentan a los posibles candidatos sospechosos.
Una de las mayores diferencias de ésta nueva versión es que potencia más la parte más oscura de la historia, que es dónde Fincher mejor se mueve como director, recordando a "Seven", una de sus mejores películas.
Aparte de su notable nivel técnico con una preciosa fotografía y bellos paisajes, destaca un completo reparto de buenos actores, comenzando por la pareja protagonista, un Daniel Craig que por una vez no hace de duro y realiza un buen trabajo, y la magnífica Rooney Mara en uno de los persoanjes femeninos más jugosos de los últimos tiempos.
El conjunto de secundarios lo forman actores del calibre del veterano Christopher Plummer, el últimamente pródigo Stella Skarsgard y la bellísima Robin Wright Penn, en un papel de no demasiado protagonismo, pero que siempre se agradece volver a verla en la pantalla.
Lo que menos me ha gustado de la película es su banda sonora, extraña y ruidosa, nada convencional, algo que ya pasaba en la anterior película de Fincher, "La red social".
En resumen, un muy buen thriller, que contentará tanto a los que ya conocieran la historia como a los que no, porque David Fincher consigue un thriller de muy buen nivel que engancha a pesar de conocer la historia y el final de la misma. Me ha vuelto a reconciliar con uno de mis directores favoritos, el cual me había decepcionado en sus últimos trabajos, espero que su próxima película vuelva a sacar lo mejor de él.

Mi nota: 8

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario