17 feb. 2013

Casino royale (2006)


- DIRECTOR: Martin Campbell
- ACTORES: Daniel Craig, Eva Green, Mads Mikkelsen, Jeffrey Wright, Judi Dench, Caterina Murino, Giancarlo Giannini, Simon Abkarian, Isaach De Bankolé, Jesper Christensen, Ivana Milicevic

- CRITICA: Tras varias películas en las que la franquicia Bond mostraba señales de decadencia (aunque a mi la anterior a ésta me gustó mucho), además del éxito que estaba teniendo la saga Bourne como películas de espías, hacían que la película número 21 (oficial) de 007 fuese importante para el futuro de la misma.
Su rodaje estuvo rodeado de mucha polémica por la elección del nuevo actor que encarnaría a Bond, Daniel Craig, un actor al que nadie veía como una buena opción. Recuerdo que hubo fuertes campañas para intentar que lo cambiasen. Yo personalmente tampoco lo veía en el papel, sobre todo por su aspecto físico, mucho mas rudo que los anteriores, salvando a George Lazemby, si acaso.
La elección de Martin Campbell como director tampoco me gustaba demasiado, porque tras dirigir "Goldeneye" pensaba que se necesitaría alguien diferente.
Y en cuanto al guión, lo firman varios escritores, entre ellos el aclamado Paul Haggis, ganador de dos Oscar por sus guiones de "Crash" (que él mismo dirigió" y "Million dollar baby".
La película se puede considerar como un "reboot" de la saga Bond, un reinicio en muchos aspectos. Desde el cambio total en cuanto al actor principal o como al hecho que la trama sea parte de una historia que tendrá continuación en la siguiente entrega.,
La película comienza con una pequeña escena dónde se narra como 007 obtiene su rango de doble cero, rodado en blanco y negro. De ahí se pasa a la habitual secuencia de títulos de crédito, una de las más espectaculares de los últimos tiempos, acompañada por un tema cantado por Chris Cornell que me parece muy bueno.
Y entrando en la historia en sí, decir que comienza con una secuencia de persecución sencillamente impresionante, una escena rodada con ritmo, con mucha acción y gran espectacularidad, un trabajo de dobles buenísimo. Posiblemente de las mejores secuencias en muchas películas.
A partir de ahí la trama llevará a Bond a perseguir al peligroso terrorista Le Chiffre, lo que le llevará a participar en una partida de póker organizada en Casino Royale, para intentar acabar con él. Para conseguir su objetivo contará con la ayuda de una oficial del tesoro británico, con la que tendrá ciertas desavencencias al principio, pero con la que después comenzará una relación.
La película tiene la virtud de, a pesar de su metraje de más de 140 minutos, resultar tremendamente entretenida, con mucha acción, magnificamente rodada y sin resultar demasiado estridente o increíble, mezclada con gran dosis de thriller. El conjunto es una de las películas de James Bond más interesantes y completas, porque está muy compensado.
La dirección me ha parecido muy destacable, porque Martin Campbell consigue que la historia mantenga el interés durante todo el metraje y que además las escenas movidas resulten espectaculares, algo que siempre fue una de la características principales de la saga 007. Destacaría la escena del envenanamiento de Bond, perfectamente rodada y montada, de lo mejor del film, junto con la escena inicial que ya comenté antes, además de la escena de la tortura a Bond, o toda la parte final, llena de emoción y efectos muy buenos.
Además la película incluye una parte donde se muestra la parte más vulnerable y humana de James Bond, cuando se enamora y piensa en dejar su trabajo. Es cierto que ya en aquella olvidable "Al servicio secreto de su Majestad" ya ocurría algo similar, no estaba mostrado de la misma forma, porque aquí es totalmente creíble y está encajado perfectamente en la historia.
En el aspecto técnico tenemos unas de las mejores películas de la saga, aprovechando todas las posibilidades que ofrece una producción de éste nivel, dejando de lado los efectos visuales por ordenador y volviendo a lo clásico, que da un realismo insuperable.
La banda de David Arnold me parece realmente buena, muy resultona y que acompaña muy bien a las escenas. El compositor ya venía siendo habitual en la saga desde "El mañana nunca muere", pero creo que aquí es dónde comienza a destacar más.
Y dejo para el final lo que hace que realmente ésta entrega sea una de las mejores de toda la saga, que hace que todo el conjunto antes mencionado funcione mejor aún. Me refiero a Daniel Craig. Tanto temor a que resultase un Bond poco creíble y alejado de lo habitual, se convierte en una sorpresa total por ver como compone un personaje que se adapta perfectamente a lo que la película necesita.
Es cierto que es un 007 con un aspecto más rudo, pero eso le ayuda a resultar muy apropiado para las escenas de acción, sobre todo las peleas cuerpo a cuerpo. Además le aporta más profundidad al personaje, que antes no tenía con ningún otro actor, y aque se amolda perfectamente a lo que la saga desarrolla desde esta entrega, que es potenciar más el lado más personal de Bond, desde que se enamora hasta su sed de venganza posterior, que Craig consigue transmitir a la perfección.
El resto del reparto ayuda mucho también a que el conjunto sea tan bueno. Desde una chica Bond que me encanta, como es Eva Green, hasta el villano de turno, al que da vida Mads Mikkelsen.
Eva Green siempre me gustó mucho como actriz, aparte de su enorme atractivo, por lo que resulta perfecta para hacer de chica Bond, pero que es mucho más que la típica chica guapa de turno, ya que aquí participa más en la historia, pero no solo en la acción, cosa que ya ocurría con Halle Berry en "Muere otro día", sino que es la que aporta esa gran novedad a la saga, que es conseguir que Bond se enamore y quiera retirarse.
Mads Mikkelsen compone un villano muy destacable, con un aspecto físico muy adecuado para el personaje, y que tiene escenas dónde cumple perfectamente, como cuando tortura a 007. Y lo acompaña como villano "secundario" el estupendo Jesper Christensen, que servirá de punto de unión entre ésta película y la siguiente.
Del resto me quedo con Giancarlo Giannini, un magnífico actor que da vida a un personaje un poco misterioso, que ayudará a Bond en su misión. Y Judi Dench vuelve a encarnar a "M", en su pequeño papel habitual.

Y no quería dejar de nombrar la presencia de esa preciosidad que es el Aston Martin DBS que conduce Bond, una gozada de coche con una presencia que lo hace ser un personaje más de la película.
Como curiosidad decir que no aparece ningún actor protagonizando a "Q", cosa que no ocurría desde "Vive y deja morir", personaje interpretado por Desmond Llewelyn y que se intentó sustituir por John Cleese en un par de películas.
En resumen, una película que ya me encantó en su estreno, pero que vuelva a ver ahora a continuación de todas las anteriores, gusta aún más. A mi me ha resultado una película llena de virtudes, entretenida, con tensión, acción de calidad, un reparto estupendo y sin duda una de las mejores de toda la saga, sino la mejor. Y volver a comentar que Daniel Craig es un James Bond perfecto para ésta película y las siguientes que se estrenarían en años posteriores. Al igual que Sean Connery era perfecto para el tono de las primeras películas, o Roger Moore supo dar un giro a un personaje y darle un toque más de humor, ahora que Bond se convierte en un personaje con mas sentimientos, Craig hace una composición perfecta.

Mi nota: 9

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario