16 feb. 2013

El mañana nunca muere (1997)


- DIRECTOR: Roger Spottiswoode
- ACTORES: Pierce Brosnan, Michelle Yeoh, Jonathan Pryce, Teri Hatcher, Nuri Mediavilla, Judi Dench, Joe Don Baker, Götz Otto, Desmond Llewelyn, Samantha Bond

- CRITICA: Segunda entrega de la saga Bond protagonizada por Pierce Brosnan, que tenía un punto de partida interesante, mostrando el poder que podía llegar a tener un medio de comunicación y como se podría utilizar para manipular las noticias. La verdad es que llevaba al extremo la historia, pero me parece interesante como inicio de una historia.
Volvemos a tener una escena inicial muy espectacular, con explosiones, aviones y tiroteos varios, para meternos en la historia rápidamente. Tras ese inicio tan movido como es habitual, pasamos a los créditos, algo sosos, con el tema de turno cantado por Sheryl Crow, que es igual de soso, al menos para mi.
Entrando en la película en si, pues es más de lo mismo, pero peor. Me explico, hay mucha acción y mucho ruido, pero que no llega a resultar igual de interesante como suele ser habitual.
Ya la anterior, "Goldeneye", pecaba de acción demasiado "convencional", y si por algo destaca casi toda la saga 007 es por sorprender siempre con escenas novedosas. Pero al menos aquella contenía ciertos aspectos que la hacían en conjunto más que decente.
Aquí me sigue pareciendo que Pierce Brosnan no acaba de resultarme un James Bond equiparable a los anteriores, me sigue pareciendo que intenta ser como una mezcla de todos ellos (Connery, Moore y Dalton) pero que al final no destaca por nada.
En cuanto a la historia, comienza de forma interesante, pero al final no pasa de ahí, ya que tras comprobar los planes del malo de turno, de la mitad en adelante se convierte en tiros, peleas y poco más.
Sobre el villano de ésta película, es Jonathan Pryce, que no será recordado como uno de los villanos con más peso en la saga Bond. Es un buen actor y no lo hace mal, pero el personaje en si no resulta convincente como malo malísimo.
Las chicas Bond, en éste caso son dos, Teri Hatcher y Michelle Yeoh, tampoco son de lo mejor que ha habido en la saga, la verdad. La primera tiene un papel algo más secundario y no demasiado lucido, mientras que la segunda si participa más en la historia y seguramente sea la acompañante de Bond que más participación tiene en la acción, ya que es un personaje muy físico. Ninguna de las dos me cuadra demasiado en lo que viene siendo el estereotipo de mujer que suele aparecer en éstas películas.
Vuelve a aparecer Judi Dench como "M" con más participación, aunque sigue siendo una secundaria de lujo, que ya me gustó en su primera aparición y me sigue gustando ahora. Y de nuevo tenemos a Desmond Llewelyn como "Q", todo un clásico.
Por lo demás nada que objetar, técnicamente muy buena, efectos visuales de primer nivel y escenas sorprendentes, pero a las que le faltan algo más de tensión y originalidad.
Para mi es de lo más flojo de la saga, y creo que si no fuera porque soy un gran fan del personaje, posiblemente me hubiese parecido aún peor.

Mi nota: 6

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario