20 feb. 2013

Quantum of solace (2008)


- DIRECTOR: Marc Forster
- ACTORES: Daniel Craig, Judi Dench, Olga Kurylenko, Mathieu Amalric, Jesper Christensen, Joaquín Cosio, Jeffrey Wright, Giancarlo Giannini, Gemma Arterton, Fernando Guillén Cuervo

- CRITICA: Tras haber conseguido levantar la saga Bond de nuevo y haberla llevado a un nivel máximo, vuelve Daniel Craig a meterse en el papel de 007 para continuar con su búsqueda de venganza.
Esta vez en la dirección está Marc Forster, un director que a priori no parecía muy adecuado para dirigir una película de James Bond, ya que venía de dirigir películas muy diferentes, como "Monster's ball", "Descubriendo Nunca Jamás" o "Cometas en el cielo".
En cuanto comienza la película, te das cuenta que a pesar de no parecer el adecuado, consigue crear una escena introductoria digna de estar entre las mejores de toda la historia del agente secreto británico. Durante varios minutos vemos como Bond intenta, con su precioso Aston Martin, escapar de los que le persiguen, que intentan acabar con él. La escena es realmente espectacular, con una parte que se desarrolla en un túnel, con un camión incluido, y ya digo que es muy, muy buena. Desde luego la película comienza en todo lo alto.
Pasando a los habituales títulos de crédito, me han parecido los más flojos en años, no sólo por lo visual, sino porque la canción principal, cantada por Jack White y Alicia Keys no me convence.
La trama de la película comienza con la aparición de un personaje ya visto en "Casino royale", el cual revela información referente a la organización que ya se investigaba en la anterior película. Esa información servirá a Bond para intentar acabar con ellos, y así llevar a cabo su venganza personal tras lo ocurrido anteriormente.
Tenemos a un James Bond movido por ese deseo que vengarse, que lo hace ser más despiadado y que intente conseguir su objetivo, sin importarle lo que tenga que hacer para ello. Ese matiz hace que sea un personaje más interesante aún.

Llama la atención que la película apenas tenga una duración de 100 minutos, debe ser la película mas corta de toda la saga de Bond, ya que las ultimas casi todas sobrepasaban con mucho las dos horas. Aunque en general es una película que no aburre, si que peca de un ritmo un tanto descompensado, ya que cuenta con espectaculares escenas llenas de acción pero también con otras escenas que se hacen un poco largas y faltas de chispa.
El tema técnico, lo de siempre, magnifico, con unas escenas muy trabajadas y algunas estupendas, como la escena de las lanchas, la del concierto o la del avión, aparte de la inicial.
En mi opinión lo que flojea más en esta nueva entrega, es que la trama no es lo suficientemente interesante en conjunto, a pesar de contar con el interés de saber si Bond resuelve su venganza. El problema es que todo el plan del villano de turno no consigue resultar demasiado interesante, queda un poco en segundo plano y le falta un poco de gancho.
Sobre Daniel Craig se puede decir que continua con su magnifico trabajo como 007, sin la sorpresa que supuso su primera película, pero manteniendo un gran nivel dando vida a Bond. Además ese toque de venganza que tiene en ésta película, se ajusta perfectamente al actor.
Mathieu Amalric es un villano muy bien interpretado, el actor muestra un gran nivel y compone un malo bastante bueno, al que le falla como ya he comentado un poco que sus motivaciones y objetivo fuesen un poco más interesante.
La chica Bond tengo que decir que Olga Kurylenko es una de las actrices más atractivas de la actualidad, la veo perfecta para el papel por su aspecto físico. Lástima que su personaje tampoco esté muy bien desarrollado y sea más interesante, ya que le ocurre igual que con el villano.
De los demás actores, destacar que Judi Dench gana algo de prensencia en el metraje y más importancia en la trama. Vuelve a aparecer Giancarlo Giannini retomando su personaje que ya vimos en "Casino Royale", además de la pequeña aparición de nuevo de Jesper Christensen.Y destacar la aparición de Fernando Guillén Cuervo, en un papel de un Coronel que ayuda al malvado de la película.
A pesar de no ser una mala película, resulta bastante decepcionante la primera vez que se ve sobre todo, ya que tras la gran "Casino Royale" todos esperábamos que mantuviese ese nivel más o menos, y no lo consigue. Tiene aspectos positivos y escenas destacables, pero en general es una más dentro de la saga, ni de las mejores ni de las peores, y es una lástima porque daba más de si tanto por los actores como por el tema de la venganza de Bond.

Mi nota: 7

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario