16 feb. 2013

El mundo nunca es suficiente (1999)


- DIRECTOR: Michael Apted
- ACTORES: Pierce Brosnan, Sophie Marceau, Denise Richards, Robert Carlyle, Judi Dench, María Grazia Cucinotta, Desmond Llewelyn, Robbie Coltrane, John Cleese, Samantha Bond

- CRITICA: Vamos con la tercera entrega de la saga Bond con Pierce Brosnan metido en la piel del espía más famoso del cine. Tras la decepcionante anterior entrega, se esperaba que con poco más ésta mejorase lo suficiente.
Desde luego su espectacular inicio, con una parte rodada en Bilbao, te hace esperar que realmente recupere el buen nivel habitual de la saga. Es un comienzo muy, muy bueno, tal vez de los mejores en muchos años, y me refiero a la persecución de lanchas, que no es sólo espectacular, sino que es emocionante y está rodada de formar magnífica.
La posterior secuencia de créditos está bien, basada en el tema que centrará posteriormente la trama de la película, con un buen tema interpretado por Garbage, del que no soy fan precisamente, pero hay que reconocer que la canción es buena y queda estupendamente en esa intro.
Es cierto que la historia intenta que sea algo más trabajada, con algo más de profundidad en los personajes, con un James Bond algo tocado físicamente y con menos acción gratuita. Como idea es buena, pero creo que tampoco se desarrolla del todo bien.
La historia juega con algún giro supuestamente inesperado, pero que a mi no consiguió sorprenderme, además de no llegar a resultar del todo atractiva, no es de las mejores de la serie desde luego.
Aunque me sigue pasando lo mismo que en las anteriores con Brosnan, reconozco que en ésta me ha gustado un poco más como 007, tal vez sea porque el guión le hace un poco más humano y me transmite mejores sensaciones.
Los malos de turno, son dos, el que se sabía de antemano, Robert Carlyle, y la que se descubrirá posteriormente, Sophie Marceau. El primero no resulta un villano memorable, no tiene mucha presencia y la que tiene no es demasiado fuerte. La segunda es el personaje más trabajado, por lo que oculta y porque la actriz realiza un trabajo bastante bueno, atractiva y malvada a la vez. También tenemos a la potente María Grazia Cucinotta en la secuencia introductoria como otro personaje que intenta acabar con 007.
Como chica Bond tenemos a Denise Richards, una de las más planas y con poco peso de toda la saga, una elección que ya en su momento me sorprendió negativamente, no destaca ni como actriz ni tampoco será recordada como una de las más atractivas.
De nuevo Judi Dench da vida a "M", con una participación mayor que en las anteriores entregas, sobre todo al final. Desmond Llewelyn sigue siendo "Q", pero ésta vez será su ultima participación, por lo que se presenta su futuro sustituto, John Cleese en el papel de "R". 
Las escenas de acción son menos abundantes pero de mayor nivel, sobre todo la que transcurre en la nieve, muy buena y bien rodada, como en general todas las que aparecen en la película.
En resumen, mejora algo a la anterior, sobre todo por la secuencia inicial y un nivel de acción más comedido, pero de nuevo flojea un poco en los villanos y en que no consigue sorprender como si lo hacían otras anteriores entregas de la saga. Para fans de Bond, pero no es de lo mejor, aunque las hay peores, eso también es verdad.

Mi nota: 6,5

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario