19 ago. 2010

Crítica cine: La guerra de los mundos (1953)

- Director: Byron Haskin
- Actores: Gene Barry, Ann Robinson, Les Tremayne, Henry Brandon, Robert Cornthwaite, Jack Kruschen

- Oscars: Mejores efectos especiales. Nominada a mejor sonido y mejor montaje

- Sinopsis: Cerca de un pequeño pueblo de EEUU cae lo que parece ser un meteorito. Todo el pueblo corre a ver que ha ocurrido y descubren que el objeto es una nave extraterrestre, de la que empieza a salir una especie de ojo que comienza a disparar rayos.

- Critica: Primera adaptación del famoso libro de H.G. Wells, remakeada hace pocos años por Steven Spielberg.
Vista ahora tantos años después de su estreno se pierde el impacto que debió suponer en su momento ver en imágenes la historia de la invasión extraterrestre. Hoy en día eso se pierde, así que hay que ponerse en situación para tener otra perspectiva de la película, porque sino se tiene eso en cuenta la crítica sería otra, ya que el film ha envejecido mucho y ya lo que cuenta lo hemos visto otras veces y de forma más espectacular.
Las virtudes de la película son sobre todo el ambiente de suspense que consigue crear tras la caída del objeto y la posterior aparición extraterrestre. Hoy en día los efectos especiales son ridículos, pero teniendo en cuenta que hace casi 60 años de su rodaje, hay que considerar que seguro que fueron un gran avance en su momento.
También destacable el posterior intento de acabar con los extraterrestres, con el ejercito americano usando todos los medios a su alcance, bombas incluidas.
Y la parte final donde se produce el ataque a la ciudad, es de lo mejor, viendo a la gente huyendo, atropellándose entre ellos y mientras las naves destruyen los edificios y todo lo que encuentran a su paso.
Pero la película también tiene tramos mas aburridos o simplemente de menos calidad, con alguna escena ridícula como cuando los tres hombres intentan establecer contacto con los extraterrestres... deprimente, sobre todo el mejicano.
Y lo peor, ese final en la iglesia... ese fondo religioso no me ha gustado para nada, de hecho ha sido un final que te deja con una sensación agridulce.
Por lo demás, el aspecto técnico, a pesar de su corto presupuesto, es notable, nada que objetar al respecto.
Y en cuanto a los actores, no destacaría a ninguno en concreto pero todos mantienen un buen nivel de interpretación en general.
En resumen, una película de obligado visionado para cualquier buen aficionado al cine, y sobre todo al cine de este genero, que a pesar de sus años y de que ha envejecido muchísimo, mantiene ese halo de buen cine de ciencia ficción de los años 50.

Mi nota: 7

Saludos.
Kasko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario